Pasar al contenido principal

arzobispo emérito de cartagena

Mar 31 Mayo 2022

Jiménez Carvajal: El desafío de la Iglesia es dar esperanza a Colombia

Tras haber sido designado por el papa Francisco como uno de los nuevos cardenales para Colombia, monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, arzobispo emérito de Cartagena, dialogó con la periodista Alina Tufani Díaz, del portal católico Vatican News, a quien le manifestó que este nombramiento le tomó por sorpresa. Los invitamos para que a continuación lean la nota periodística de la entrevista a monseñor Jiménez Carvajal, cardenal electo para Colombia. AQUÍ ⏬ Es el arzobispo emérito de Cartagena de Indias, en Colombia, con más de 55 años de misión sacerdotal y pastoral, gran conocedor de la Iglesia Latinoamericana tras casi una década de servicio en el Celam. Sin duda, el anuncio del Papa Francisco que lo creará cardenal en el Consistorio del 27 de agosto lo tomó “totalmente de sorpresa” como lo dice a Vatican News. “!Pero qué tonterías estás diciendo!”. Esta fue la respuesta de monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, arzobispo emérito de Cartagena de Indias, en Colombia, cuando un sacerdote de confianza, a las 5 de la mañana, lo llama para decirle que el Papa lo había nombrado cardenal. De hecho, cuando le llegó el audio del Santo Padre, con la lista de cardenales, al final del rezo del Regina Coeli, ayer domingo, en la Plaza de San Pedro, al prelado colombiano lo tomó “totalmente de sorpresa”, como comenta riendo a Vatican News. Todo en la Iglesia es servicio Sobre la nueva misión en la Iglesia como cardenal, el arzobispo emérito espera que el Santo Padre le “haga saber” qué espera de él en esa misión, en ese servicio. “Me imagino que algún servicio será lo que puedo ofrecer como cardenal”, dice divertido y con humildad, pero sin olvidar que la Iglesia existe para evangelizar. “Todo en la Iglesia es para el servicio, todo. A pesar que nosotros, a veces, cometemos pecado y la burocratizamos, es todo lo contrario de la burocracia. La Iglesia Católica, todos los servicios que presta, todas sus instituciones, son para servir y, de una manera muy concreta, no de imaginación: Para anunciar el Evangelio de Jesús, no existimos para otra cosa”- puntualiza Mons. Jiménez. Y con ello, recuerda más adelante, la “bellísima” Encíclica Evangelii Nuntiandi del Papa Pablo VI en la que afirmaba: “La Iglesia sirve para evangelizar”. Algo reiterado por el Papa Francisco, en su reciente Constitución Apostólica Praedicate Evangeliun, con la cual “se va a comenzar una renovación en la Curia Romana” y, por ende, en toda la Iglesia, “porque va a tener mucha repercusión y nos dice eso: Prediquen el Evangelio”. Una amistad muy sencilla Jiménez Carvajal conoce a Jorge Bergolio desde hace “bastantes años”, desde que era obispo coadjutor en Buenos Aires y, en particular, en el contexto de algunas Asambleas del Celam (Consejo episcopal Latinoamericano) del cual el neo cardenal fue Secretario General de 1995 a 1999 y presidente de 1999 a 2003. Sin embargo, nos comenta que su relación más cercana fue durante el Sínodo de Obispos, en 2001, dedicado al “Obispo: servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo". “Estábamos hospedados en diferentes casas de las que la Santa Sede tiene al servicio de los obispos para los encuentros. Pero igual, todos los días sobre la Vía de la Conciliación, en camino hacia el Vaticano, nos encontrábamos y caminábamos juntos hasta el lugar de la reunión. Allí tuve la oportunidad de irlo conociendo, de descubrir una persona tan interesante y tan grande como es el Papa Francisco. Una amistad muy sencilla, muy sencilla”. Darle esperanza a Colombia Sobre el compromiso y los retos de la Iglesia en Colombia, el arzobispo Jiménez Carvajal, casi con la voz cortada, responde que los desafíos son muchos y por todos lados. “Colombia, mi patria, ha tenido un caminar difícil”, asegura el prelado colombiano que admite que “hay unas posibilidades hermosas para servir, pero están llenas de dificultades”. “En este momento de elecciones, el gran desafío de nuestra Iglesia es darle esperanza a Colombia. Y para dar esperanza tenemos que ofrecer la Palabra de Jesús, el testimonio de Jesús, la vida de Jesús, los sacramentos de nuestra Iglesia, tantos medios que tenemos para dar esperanza. Esa es la tarea de la Iglesia hoy, como lo ha sido siempre”, concluye el neo cardenal Jiménez Carvajal.