Pasar al contenido principal

SISTEMA INFORMATIVO

Actualidad
VER TODO

Vie 5 Ago 2022

Tags: ordo colombiano, aplicativo app, Liturgia, Liturgia de las Horas, Iglesia, conferencia episcopal, i

Episcopado presenta nueva versión del aplicativo Ordo colombiano

"Luego de 6 años del lanzamiento de la primera versión de la App Ordo colombiano, la Conferencia Episcopal, ofrece a partir del 15 de agosto, esta aplicación digital que trae nuevas actualizaciones y como novedad incluye la Liturgia de las Horas. La incorporación de la Liturgia de las Horas fue concebida para facilitar la oración litúrgica en aquellas situaciones, como desplazamientos, en que no sea posible disponer de los libros oficiales. Así mismo, en esta herramienta se podrá encontrar: citas bíblicas de la santa Misa ferial, dominical y festiva; pautas para la Lectio Divina en audio y texto; las orientaciones para el rezo de la Liturgia de las Horas; el santoral; aniversarios de los obispos; variedad de oraciones; y, además, una agenda donde se puede programar las actividades personales. La aplicación está dirigida a obispos, sacerdotes, religiosos (as), agentes de pastoral y a todos los fieles católicos del país y ha sido impulsada por el Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal de Colombia. Se podrá descargar de forma gratuita, en Google Play, para teléfonos o tabletas con sistema operativo Android; y también, en el Apple Store, para los usuarios de iOS.

Vie 5 Ago 2022

Tags: celam, consejo episcopal latinomericano, iglesia de nicaragua, gobierno de nicaragua, Iglesia

Celam expresa su solidaridad y cercanía con la Iglesia de Nicaragua

El Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (Celam), a través de un comunicado ha rechazado los constantes hostigamientos por parte de las autoridades gubernamentales de Nicaragua, de los que están siendo víctimas miembros de la Iglesia Católica en esta Nación y expresan su solidaridad y cercanía con la Institución. "Los últimos acontecimientos, como el asedio a sacerdotes y obispos, la expulsión de miembros de comunidades religiosas, la profanación de templos y el cierre de radios, nos duelen profundamente. Les manifestamos nuestra solidaridad y cercanía". Los representantes de los obispos del continente en su mensaje, agregan “acompañamos a nuestros hermanos que por distintos caminos buscan ser voz de los que no tienen voz, para construir un diálogo capaz de trazar un camino de unidad y de paz”. Finalmente, los prelados invitan a todos los católicos de América Latina y El Caribe a unirse en oración por el pueblo nicaragüense, sus líderes, autoridades y la Iglesia. La misiva fue firmada por Mons. Miguel Cabrejos Vidarte y Mons. Jorge Eduardo Lozano, Presidente y Secretario General del Celam, respectivamente. DESCARGAR COMUNICADO DE PRENSA Un obispo de rodillas El último hecho que se registró, además del cierre de seis emisoras, fue la encerrona que la policía hizo a Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, sin dejarlo salir de la casa cural. El grupo antimotines tiene cerrado el paso al prelado. “Aquí vamos a permanecer sin irrespetar a la policía, nunca la hemos irrespetado. Sin irrespetar a los hermanos que tienen sus familias y que son nuestros amigos, entonces voy a esperar que me permitan salir, yo les mantendré informado”, ha dicho el prelado. Álvarez, de rodillas, en una imagen que da la vuelta al mundo tan solo apela a la misericordia de sus verdugos, mientras que el sacerdote Uriel Vallejos y su equipo de trabajo de Radio y Canal Católico de Sébaco se encuentra en similar situación desde hace 3 días ante el forzoso cierre de más de 6 radios católicas en la Diócesis de Matagalpa. Obispo de Matagalpa, Nicaragua - Mons. Rolando Álvarez de rodillas en la puerta de la Curia, ora rodeado por policías y antimotines que lo asedian y mantienen sitiado desde ayer. pic.twitter.com/e397pvQNKL — CELAM (@CelamWeb) August 5, 2022

Vie 5 Ago 2022

Tags: pueblos originarios, indígenas, Etnias, padre omer giraldo, conferencia episcopal, culturas aborígenes

SUBSIDIO: Episcopado en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se anima a nivel mundial, este 09 de agosto, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través del Departamento de Animación Misionera y el Área de Etnias, así como del Instituto Misionero de Antropología IMA, entidad eclesial orientada desde el Centro Nacional Misionero de la CEC y la Comisión de Misiones, se unen a esta celebración y saluda a todos los pueblos originarios de esta nación. A través de un mensaje ofrecido por el padre Omer Giraldo, director del área de Etnias de la CEC, señala que esta es una oportunidad para resaltar la labor de las comunidades indígenas y su papel dentro de la sociedad “que esta celebración nos ayude a concientizarnos más como Iglesia, sobre el inmenso valor de nuestros aborígenes, superar todo indicio de discriminación y crecer en solidaridad con los pueblos originarios de nuestra querida nación colombiana”. El directivo hizo memoria que en esta fecha, 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas ONU, decidiera que durante el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo se celebre cada año el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas el 9 de agosto en su resolución A/RES/49/214, esto con el objetivo de ayudar a preservar y a vigorizar las culturas aborígenes y a la vez fortalecer y apoyar sus legítimas aspiraciones. . En su escrito, presentó un recorrido histórico de estos pueblos originarios, desde el arribo de los conquistadores españoles al continente americano, y el impulso que la Iglesia Católica le ha dado para acercar y valorar los pueblos ancestrales. El religioso hizo remembranza de los inicios en el año de 1963, cuando la Conferencia Episcopal de Colombia, creo el Comité Colombiano de Coordinación Misional; en 1968, animados por el Departamento de Misiones del Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM, se fundó ETHNIAS y el Museo Indígena, con sede en el Seminario Internacional San Luis Beltrán, en Bogotá; en 1983, se constituyó la Comisión Episcopal de Pastoral Indigenista, que tuvo como objetivo “Estudiar la cuestión indígena, para un eficaz servicio pastoral a las personas y a las comunidades indígenas, en nombre de la Iglesia en el país" y que en la actualidad corresponde al Área de Etnias del Centro Nacional Misionero de la CEC. LEA EL ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ SUBSIDIO: DÍA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS Para animar este momento, el Instituto Misionero de Antropología, IMA, el Área de Etnias - Centro Nacional Misionero, de la Conferencia Episcopal de Colombia, ofrecen un subsidio litúrgico como apoyo para la preparación y celebración de esta celebración. DESCARGAR SUBISIDIO AQUÍ
Opinión
VER TODO

Jue 4 Ago 2022

La urgencia de ser luz y levadura

La sociedad, agobiada por múltiples fenómenos y situaciones, pide que se dé un cambio, tal vez sin perspectivas muy claras ni de lo que quiere ni de lo que puede venir. Se pone en cuestión la estructura misma de la persona humana, la identidad de las instituciones, la explotación de recursos naturales, el uso eficiente del dinero público y privado, la organización y funcionalidad de la realidad política. Hay como una desesperación al no encontrar el sentido profundo de la vida, al ver la eterna inequidad social que no se logra superar y al tener que enfrentar los efectos perversos de salidas falaces como el narcotráfico y la violencia.

 

La situación de la población, empobrecida desde varios aspectos, contrasta con el mundo ficticio del lujo en ciertos ambientes, del espectáculo y la diversión ajenos a la realidad, de las maniobras políticas y económicas que no resuelven las necesidades básicas de la gente. No hay una verdadera conciencia sobre la dignidad de cada persona, no se da el profundo respeto que se debe a la vida humana, no hay autoridad que proteja a las personas indefensas frente a la violencia y la extorsión, no tenemos la calidad educativa que requieren las nuevas generaciones, no puede admitirse que una ciudad cifre su importancia en ser un burdel, no es aceptable que jóvenes y adultos no puedan más y se lancen a vivir en la calle o atenten contra su propia vida.

 

No podemos acostumbrarnos con indolencia a que tantas personas vivan en la pobreza, que carezcan de lo indispensable en materia de vivienda, alimentación y salud. Esa indiferencia es la que va aceptando que la vida no tiene valor y que, para mantener la comodidad, se puede interrumpir la gestación de los niños en el vientre de la madre y se puede acudir a la eutanasia mirando como una carga a los enfermos y a los ancianos. Ante esta realidad, a  todos nos urge ser positivos y propositivos. No podemos quedarnos lamentando el mal, sino que debemos actuar contra él; no se puede cancelar el futuro, nuestra sociedad merece una oportunidad para salir adelante.

 

Pero. es inútil esperar cambios y reformas sociales, si no se transforma lo esencial: el corazón de cada ser humano. No nos engañemos; las reformas necesarias para adecuar el presente a un futuro mejor, que supere la mentira, el egoísmo y la injusticia, no vendrán si no se educa la conciencia, que genera una escala de auténticos valores y nos hace capaces del encuentro, de la solidaridad y de la fraternidad. Todo el que no logre este cambio será un depredador de los demás y de la sociedad, un generador de corrupción y de crímenes, un enemigo del estado de derecho y del bien común. Debemos hacernos conscientes que nos falta, primero que todo, una verdadera reforma interior.

 

Ahí está la misión de la Iglesia, que debe ser capaz de mostrar, ante una realidad que no responde al proyecto de Dios y ante los espejismos que vislumbran soluciones falsas, la verdad sobre la dignidad humana, sobre la responsabilidad social que pesa sobre cada ciudadano, sobre los valores indispensables y constitutivos de una nación, sobre el compromiso personal que debe superar el mundo de las apariencias y de las posiciones cómodas, sobre la esperanza que va más allá de lo terreno. Como Jesús, debemos seguir llamando a la conversión, a la reforma de la mente, a la transformación del corazón para construir el nuevo mundo que necesitamos. Ojalá veamos y actuemos antes de que sea tarde.

 

Por tanto, nosotros, de modo personal y comunitario, debemos buscar hacer el bien, trabajar para que cada familia transmita valores y enseñe a amar, influir para que los diversos grupos e instituciones procuren mejorar la vida laboral, social, educativa y política del país. Sabemos que debemos entregar la vida en el servicio y la misión venciendo el mal, como Jesús, con el poder de la verdad, del bien y del amor. No podemos sentirnos agobiados ni derrotados, sino convocados con urgencia a trabajar por la construcción de un mundo nuevo con la fuerza del Espíritu del Señor Resucitado. Es muy honroso y urgente el llamamiento a ser luz y levadura del mundo.

 

 + Ricardo Tobón Restrepo

 Arzobispo de Medellín

Lun 1 Ago 2022

¿Qué tenemos qué hacer?

Por: Mons. Darío de Jesús Monsalve Mejía - Esta es la gran pregunta que brota espontánea de quienes escuchan al Bautista (Lc 3,10-14), o a Pedro y a los demás Apóstoles, que les anuncian la Buena Noticia de Jesucristo (Hch 2,37.

 

Es también la pregunta que, ante la urgencia de gestionar el riesgo colectivo mundial y nacional, requiere hacerse la humanidad, para poder resolver los problemas que afrontamos. 

 

La alternativa de continuidad, desconociendo las graves grietas en el desarrollo de la propia vida, o en las estructuras y modelos vigentes en una sociedad, se enfrenta con la de una “conversión interior”, el bautismo y la acogida del Espíritu Santo por “cada uno” (Hch 2,38); pero también a la del cambio de toda sociedad o gremio, llamados a compartir, a ser justos, honestos, veraces y no violentos, como indican las respuestas del Precursor. Conversión interior de las personas y cambio social e institucional, deben andar unidos.

 

Recuperar el sentido de la historia común conlleva la tarea del “cambio de mentalidad” y siembra  de  un auténtico sentido de la vida en las consciencias.

 

De ahí el empeño necesario en lo que llamo las “e” del cambio, derivadas de la  “e” de educación: espiritualidad, equidad, ecología, ética y estética.

 

Para nosotros los creyentes cristianos, esas “e” derivan de la “E” del Evangelio de la Vida, la Gran Noticia que transforma la existencia humana, el universo y la historia.

 

Bastan las cifras de degradación y muerte, que amenazan con arruinar la sostenibilidad  de un país como el nuestro, para entender la elección popular de una alternativa de cambio.

 

En buena hora Colombia eligió en las urnas esta voluntad mayoritaria. Una “voluntad” que puede ser aún más grande entre los más de 17 millones de abstencionistas y de 11 millones de no aptos para votar.

 

Ante esta realidad y el cuatrienio del gobierno que se inicia en este 7 de agosto, es probable que muchos colombianos, angustiados o temerosos de lo que puede sobrevenir, se estén preguntando también: “¿Qué tenemos que hacer?”. O, aún de modo más personal, como aquel carcelero que se arrojó a los pies de Pablo y Silas y les dijo: “Señores, ¿qué tengo qué hacer para salvarme?”. A lo que recibe una clara respuesta: “Ten fe en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu casa” (Hch 17,29-31).

 

A esta pregunta de consciencia honrada y de disponibilidad para el cambio ante realidades y verdades incontrovertibles, corresponden también hoy respuestas necesarias, precisas, hacia el compromiso de toda persona, de toda familia, de todo gremio y sociedad.

 

Como respondía el Bautista o Precursor de Jesús, lo que tiene qué hacer todo colombiano hoy, creyente o no, ateo o agnóstico, es:

 

1. “El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene”.  “Me vieron desnudo y me vistieron”, dijo después Jesus, identificándose con el despojado de su dignidad y bienes, el destechado, el desplazado forzoso, el indigente, el habitante de calle.

2. “El que tenga para comer que haga lo mismo”.  “Tuve hambre y me dieron ustedes de comer”. “Dénles ustedes de comer”. “Comieron todos y se saciaron. Y recogieron 12 cestos de lo que sobró”, son respuestas inmediatas  al hambre que no da espera.

 

Afrontar en Colombia esta realidad es tarea de tierras productivas para alimentación, de cultivadores con garantía de almacenamiento, mercado y seguros de precio y ante contingencias.  Es tarea de examinar inversiones y construir autoabastecimiento. De apoyo a Bancos de Alimentos y de semillas, de huertas y agricultura urbana, doméstica, amigable con la convivencia y buen ambiente.

 

Da vergüenza, es imperdonable que Colombia no aproveche sus climas, ciclos dobles o triples de cosechas, tierras que no deben crecer en contra de la naturaleza y las selvas, sino en intensidad, tecnología  y hacia lo alto.

 

3. Viene también la DIAN de esos tiempos y El Bautista les responde: “No exijan más de lo que está fijado”. Un delicado asunto de corrupción instituida e injusticia estructural, que requiere cuidadoso manejo. Estos tiempos de “reformas tributarias” exigen lupa  y pies descalzos para saber dónde se esconde el diablo y dónde están sus víctimas.

 

4. Y llegan también los de la fuerza pública, unos soldados, y hacen la misma pregunta: ¿Que debemos hacer?  Respuesta: “No hagan extorsión a nadie. No hagan denuncias falsas. Conténtense con su soldada”.  (Lc 3,10-14). De este tema doloroso con nuestras fuerzas armadas y policiales, ni hablar. El horror  por lo que han hecho de ellos los gobiernos y las ideologías de poder; el dolor por lo que a ellos ponen a hacer contra su propio pueblo; el necesario repudio a lo que hacen contra  ellos, contra nuestros jóvenes policías y soldados,  asesinándolos a diario.

 

Hay qué rehacer y transformar su misión de ejemplo, disuasión, cuidado de las poblaciones, garantías de desarme social y monopolio de armas, garantes de convivencia pacífica, democracia, orden y soberanía nacional. Y para todos, no para clases hegemónicas y poderes de búnker y para meter miedo.

 

Si esto lo decía un predicador andrajoso en el desierto, a más de 2022 años atrás, hoy nosotros debemos  enumerar  y elaborar entre todos el catálogo de respuestas colombianas a cada realidad enferma y dañada en nuestro país.

 

Quede como indicativo y tarea a la que invito a toda persona, comunidad, familia, gremio, etnia, organización, institución, a hacer. En mi correo [email protected] arquicali.org quisiera  recibirlos si los quieren compartir. Catálogos de respuesta al ¿Qué tengo què hacer yo? ¿ Qué tenemos que hacer nosotros? La Iglesia y las iglesias, los que se llaman y nos llamamos cristianos, hagamos el catálogo de respuestas, compartámoslo con otros en casa y territorios, y sumémonos al futuro.

 

La respuesta de María, la mujer Madre de Jesús, a unos confundidos servidores y anfitriones de un banquete de bodas, donde se había acabado el vino, es contundente e inequívoca: “HAGAN LO QUE JESÚS LES DIGA”. Y llegó el vino más bueno y ¡se salvó la fiesta! ( Juan 2, 1-12).

 

¡Como para leerlo y colombianizarlo, invitándolos a Jesús, María y sus discípulos a esta fiesta de lograr juntos un auténtico cambio!

 

+ Darío de Jesús Monsalve Mejía
Arzobispo de Cali

Mié 27 Jul 2022

La Eucaristía nos educa para la misión

Por: Mons. José Libardo Garcés Monsalve - En este momento de la vida de la Iglesia, el Papa Francisco nos ha hecho un llamado reiterativo a la misión y plantea la evangelización como el cumplimiento del mandato del Señor de ir por todas partes a anunciar el mensaje de la salvación: “vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a poner por obra todo lo que les he mandado” (Mt 28, 19-20), esta es la misión que asumimos en nuestra Diócesis de Cúcuta, cuando todos estamos en salida misionera cumpliendo el desafío siempre nuevo de la misión evangelizadora de la Iglesia en esta porción del pueblo de Dios que se nos ha confiado, para dar a conocer la persona, el mensaje y la Palabra de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Este mandato es para todos los bautizados y de manera especial, para los ministros que tenemos esta tarea por elección de Dios y llamado y envío de la Iglesia, con el gozo de predicar el Evangelio, tal como lo afirma Papa Francisco: “La alegría del Evangelio que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera” (Evangelii Gaudium #21), que se expresa mediante el fervor pastoral que cada discípulo misionero siente en su corazón y que lo realiza haciendo renuncias y sacrificios en la alegría de la gra­cia de Dios que lo mueve, aceptan­do el llamado del Señor a “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (EG 20).

 

El fervor misionero tiene que bro­tar de la Eucaristía bien celebrada y vivida con intensidad, donde transformamos la vida en Jesu­cristo, para salir a dar testimonio con la vida y con las palabras de lo que celebramos en la Santa Misa. Cuando se termina la celebración de la Eucaristía en el templo, co­mienza otra celebración que com­promete toda la existencia. La asamblea reunida en comunión sale a cumplir el mandato del Se­ñor, por eso los participantes del sacrificio eucarístico se dispersan por los caminos del mundo, en calidad de testigos de la Muerte y Resurrec­ción de Cristo entre los hermanos.

 

La gran noticia del Evangelio cuando llega a nuestro co­razón, no es posible guardarla, sino que se experimenta la urgencia de comu­nicarla. Tener la gracia de gozar en la Eucaristía de un amor que va hasta el extremo, invita al com­promiso misionero, porque tanto amor no se puede esconder deján­dolo para sí, sino que hay que salir a proclamarlo. Esta es la misión de la Iglesia, salir a comunicar el don recibido en la Eucaristía y ha­cerlo con el poder del Espíritu que la Eucaristía entrega a cada uno cuando recibimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Así lo enseña el Documento de Aparecida cuando afirma: “La Eucaristía, fuente in­agotable de la vocación cristiana es, al mismo tiempo, fuente inextinguible del impulso misionero. Allí, el Espíritu Santo fortalece la identidad del discípulo y des­pierta en él la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que ha escuchado y vi­vido” (DA 251).

 

Se trata de salir a hacer el anuncio de lo que hemos vivido en la ce­lebración eucarística, dando testi­monio de nuestro Señor Jesucristo y convirtiéndonos en auténticos discípulos misioneros del Señor. No es el anuncio de cualquier re­lato, es la gran noticia del Evan­gelio que nos da la vida eterna. Así lo enseña Aparecida cuando afirma: “La fuerza de este anuncio de vida será fecundo si lo hacemos con el estilo adecuado, con las actitudes del Maestro, te­niendo siempre a la Eucaristía como fuente y cumbre de toda actividad mi­sionera” (DA 363), de tal manera que la Eucaristía educa al creyente para la misión. De ahí se desprende la importancia de la Eu­caristía dominical, pues la familia cristiana vive y se cultiva para la misión en la mesa eucarística, ya que “sin una participación acti­va en la celebración eucarística dominical, no habrá un discípu­lo misionero maduro” (DA 251).

 

Por el bautismo comenzamos el proceso de vida cristiana para ser discípulos misioneros del Señor, que se va fortaleciendo con los de­más sacramentos, encontrando en “la Eucaristía la fuente y culmen de la vida cristiana” (LG 11), esto quiere decir su más alta ex­presión y el alimento que fortalece la comunión, para comunicarlo a los demás como buena nueva de Jesucristo, que nos convoca como hijos de un mismo Padre y herma­nos entre sí, llamados a participar de la misión evangelizadora de la Iglesia, ya que, “en la Eucaristía, se nutren las nuevas relaciones evangélicas que surgen de ser hijos del Padre y hermanos en Cristo. La Iglesia que la celebra es ‘casa y escuela de comunión’, donde los discípulos comparten la misma fe, esperanza y amor al servicio de la misión evangeliza­dora” (DA 158).

 

Como creyentes en Cristo, segui­mos comprometidos con la misión, cumpliendo con alegría el manda­to del Señor, de ir por todas partes a anunciar la Palabra, el mensa­je y la persona de Nuestro Señor Jesucristo, siendo cristianos en salida misionera, ya que “en vir­tud del bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo mi­sionero” (EG 120), que recibe la fuerza y el impulso evangelizador de la Eucaristía que celebramos y del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo que recibimos. Que la Santísima Virgen María, Estrella de la Evangelización y el glorioso Patriarca San José, alcan­cen del Señor todas las gracias y bendiciones necesarias, para cola­borar en la misión evangelizadora de la Iglesia, con la certeza que la Eucaristía nos educa para la mi­sión.

 

Sigamos adelante. Reciban mi bendición.

 

+ José Libardo Garcés Monsalve
Obispo de la Diócesis de Cúcuta

Mar 26 Jul 2022

¡A nuestros abuelos y mayores!

Por: Mons. Carlos Arturo Quintero Gómez - Hoy, cuarto domingo del mes de julio, celebra la Iglesia la segunda Jornada mundial de los abuelos y los mayores, instituida por el Papa Francisco, en audiencia del 31 de mayo del 2021, recordándonos la importancia del ‘nosotros’ para construir esta humanidad; coincide esta celebración con la cercanía de la fiesta de los santos Joaquín y Ana, padres de la Santísima Virgen María, abuelos de Jesús. Comienza esta Jornada con el versículo 15 del salmo 92: “En la vejez seguirá dando fruto”. Esta aclamación viene muy bien en estos tiempos de crisis, en que constatamos la presencia de miles de abuelos abandonados, abuelos que viven sin esperanza, abuelos ignorados por sus familias y desatendidos, reducidos a una cama esperando la muerte en sus lechos de enfermos, lejos del amor de familiares y amigos.

 

En el mensaje, el Papa nos recuerda que ‘la ancianidad a muchos les da miedo. La consideran una especie de enfermedad con la que es mejor no entrar en contacto’. Quizás nunca nos hemos percatado de una realidad: todos vamos envejeciendo; los seres humanos hoy hacen un gran culto al cuerpo, dedican largas horas al gimnasio, se inventan el elixir de la eterna juventud, bótox para curar las arrugas y embellecer los rostros; tanto hombres y mujeres se hallan en el mismo camino con la intención de combatir la vejez como si envejecer fuera un delito, una enfermedad o un fantasma del que hay que huir. Estamos asistiendo al espectáculo de un mundo que se ha ido sumergiendo en la ‘cultura del descarte’, que como menciona el Papa, se trata de una ‘mentalidad que, mientras nos hace sentir diferentes de los más débiles y ajenos a sus fragilidades, autoriza a imaginar caminos separados entre “nosotros” y “ellos”.

 

Pero, en realidad, una larga vida —así enseña la Escritura— es una bendición, y los ancianos no son parias de los que hay que tomar distancia, sino signos vivientes de la bondad de Dios que concede vida en abundancia. ¡Bendita la casa que cuida a un anciano! ¡Bendita la familia que honra a sus abuelos!’ La ancianidad no es un castigo de Dios, es una hermosa etapa de la vida y cuánta bendición para nuestros ancianos y abuelos que han tenido la dicha de transmitir la fe a sus nietos ante la ausencia de sus progenitores y convertirse en ‘alcahuetes’ al hacerse niños con los niños.

 

Los abuelos son el signo de la presencia y del amor de Dios en su profundidad; ellos son el símbolo de la ternura; sus canas nos recuerdan el trabajo, el sacrificio de la vida y la sabiduría. Sus pasos lentos e inseguros evidencian el peso de los años; las arrugas y el hablar pausado, incoherente y confuso muestra que las enfermedades, las dolencias y el tiempo dejan su huella, pero, el corazón puede mantenerse joven. De esta manera, podemos entender las palabras del Papa: ‘La ancianidad, en efecto, no es una estación fácil de comprender, tampoco para nosotros que ya la estamos viviendo. A pesar de que llega después de un largo camino, ninguno nos ha preparado para afrontarla, y casi parece que nos tomara por sorpresa’. De ahí que hay que dar impulso a la revolución de la ternura, recurriendo al camino de la oración, valorando la Palabra de Dios y la compañía de los hermanos.

 

Tenemos que preocuparnos por madurar y ser conscientes del cuidado de nuestros mayores; desde esta columna quiero invitarles a todos a consentir a los abuelos, a dedicarles el mejor tiempo, a tener la capacidad para sentarse a escucharles, no importa si repiten las historias; mirarles a los ojos, dejar sentir su pasión por lo que hicieron y aprendieron, verles sonreír, secar sus lágrimas, las que derraman por sus dolores y por nuestros sufrimientos; contemplarles en su enfermedad, doblegarse ante sus travesuras, extasiarse ante sus ocurrencias y disfrutar de sus chistes de antaño, aunque no los entendamos. Los abuelos y nuestros mayores son realmente un tesoro digno de conservar; no son piezas de museo ni deben ser ni estar en nuestros hogares como si fueran porcelanas decorativas; que tengan en casa el mejor trato, vivan dignamente, su habitación sea una suite de caricias y de mimos; se sientan como reyes y reinas a quienes sirvamos con alegría; que sus resabios y caprichos sean bálsamo de bondad y felicidad; que sus rostros se vean embellecidos con nuestros abrazos, los besos y las sonrisas, que su vida y sus historias puedan llegar a ser luz y faro de lo que será nuestra vida. Gracias a Dios por nuestros abuelos y mayores

 

+Carlos Arturo Quintero Gómez
Obispo de Armenia

La iglesia en Colombia
VER TODO

Lun 1 Ago 2022

Por recrudecimiento de violencia, obispo de Apartadó convoca a jornadas de oración

Ante el recrudecimiento de la violencia y el ataque contra miembros de la fuerza pública, la Diócesis de Apartadó, al noroccidente de Antioquia, en unión con otras fuerzas vivas de la sociedad civil del Urabá Darién, convocaron para que antes de la posesión del nuevo presidente, se realice en cada poblado y ciudad actos simbólicos de rechazo a la violencia armada y se adelanten jornadas de oración, clamando por la paz de esta región.

 

En un comunicado firmado por monseñor Hugo Alberto Torres Marín, obispo de la Diócesis de Apartadó, se rechaza el asesinato de jóvenes, ataques contra estaciones de policía, el cierre de establecimientos educativos y de servicios públicos, todo ello causado por miembros del Clan del Golfo, quienes persisten con amenazas por desplazamiento, confinamiento y asesinato para el control territorial.

 

"Exhortamos a los grupos y personas que están causando este dolor inmenso a la región y al país, para que humanicen el conflicto parando este accionar y utilizando otras alternativas que respetando la vida y cuidando el tejido social, les permita lograr sus objetivos".

 

El prelado expresó su saludo de cercanía y condolencia a los familiares de policías y militares asesinados, así como a las instituciones a las cuales pertenecían y a la población en general. Aseguró su oración por toda la comunidad y les invitó a no perder la esperanza.

 

Según han informado las autoridades, los ataques terroristas contra el Estado en Antioquia se han presentado en Apartadó, Ituango, Ebéjico, Necoclí, Peque, Uramita, Chigorodó, Turbo, Carepa, Santa Fe de Antioquia y Cañasgordas. Como resultado de ellos, 27 uniformados murieron y más de 40 salieron lesionados de los disparos y de las detonaciones de artefactos explosivos.

 

DESCARGAR COMUNICADO

Lun 1 Ago 2022

Riohacha: Obispo se une al clamor del pueblo por elevados costos de tarifas en energía

Ante los elevados costos de las tarifas de energía eléctrica que se cobran en la Guajira, el pasado jueves 29 de julio,  el obispo de Riohacha, monseñor Francisco Antonio Ceballos,  se unió de forma solidaria al clamor de la comunidad,  quienes marcharon de forma pacífica para manifestar su inconformidad por el mal servicio y los altos precios.

 

Basado en el texto bíblico: "He escuchado el clamor de mi pueblo" (Ex 3, 7), el prelado dijo que la iglesia no puede ser indiferente al sufrimiento de la gente, "tenemos que ser la voz de los que no tienen voces, para hablar ante las autoridades competentes para que no se excedan en el cobro de las tarifas".

 

Aseguró que es muy difícil para la comunidad, que en su mayoría son personas que ganan un mínimo o trabajan de manera independiente, pagar esos costos de energía, y agregó “se paga energía o se come y la gente primero tiene que comer y después filosofar”.

 

Sostuvo que estas protestas son válidas que se hagan pero de forma pacífica y dijo que, debe haber un diálogo concertado entre la población y las instituciones competentes, donde se lleguen a acuerdos justos y las personas puedan pagar este servicio.

 

“No soy líder, pero me hago vocero porque he escuchado la voz del pueblo, y la he sentido. En las últimas dos noches yo no pude dormir por el calor y si yo no pude dormir ¿cómo lo hará la gente que está hacinada y en sitios no aptos?”, aseveró.

 

Monseñor Ceballos, observó que salió a la marcha para unirse al clamor de la gente, pero advirtió que también como Iglesia se están viendo afectados con esta problemática. “La gente no pide que le regalen absolutamente nada. No se puede regalar, pero no se pueden hacer cobros excesivos, es la energía más costosa”, recalcó.

 

Antes de concluir su diálogo, hizo ver que sumado a la problemática de los costos de la energía, también estaba el alza mensual del galón de gasolina en Riohacha, que se incrementó gracias a un impuesto que fue aprobado.

 

Esta gran marcha de antorchas fue organizada por el frente amplio de usuarios de Servicios Públicos de La Guajira, la razón, por el mal servicio de energía y el alza en las tarifas.

 

Mar 26 Jul 2022

Ibagué: Agentes COPPAS diseñan estrategias en el cuidado de la casa común

Con el fin de fortalecer las capacidades de los Comités Parroquiales de Pastoral Social (COPPAS), que existen en la Arquidiócesis de Ibagué, se realizó en la casa de retiros Casablanca de esta ciudad el encuentro con 47 coordinadores de esta área y representantes de la zona rural de Payande y Alvarado.

 

Dos momentos marcaron la ruta de esta jornada: primero, socializar aspectos de la encíclica del Papa Francisco: Laudato Si', que centra su atención sobre el cuidado de la casa común; y buscar estrategias para que desde las parroquias se diseñen acciones preventivas que permitan llegar a las comunidades con el cuidado del  planeta tierra como lugar en el que viven las personas, defendiendo la naturaleza, la vida animal y las reformas energéticas, enseñanzas que ha impartido el Papa Francisco.

 

Los COPPAS vienen haciendo una labor muy bonita en materia asistencial, en ayudas humanitarias, pero es necesario que demos un paso más allá, para abordar temas de promoción humana, temas como pastoral de la escucha, paz y reconciliación, y específicamente el cuidado de la casa común, por eso nos adentramos en Resumen de la Laudato Si', propuesta del Papa Francisco, para que entre todos cuidemos esta gran casa común que el Señor nos ha regalado”, observó José Alberto Arciniegas, director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Ibagué.


 

Vie 22 Jul 2022

Tunja: Alarma sobre feligreses que están siendo asaltados en su buena fe

A través de un mensaje emitido por la Arquidiócesis de Tunja, presidida por su arzobispo, Gabriel Ángel Villa Vahos, advierten sobre personas inescrupulosas que están llegando a pueblos y ciudades haciéndose pasar por representantes de la Iglesia Católica, para aprovecharse de la buena fe de las personas.

 

Señalan que estos individuos que se presentan de una manera "simpática y convincente" se están dedicando a ofrecer servicios sociales y religiosos en nombre de la Iglesia Católica, sin tener la debida autorización o aun sin una auténtica vinculación con ella. Esto, señala la misiva, "está generando la multiplicación de sacramentos inválidos, el descrédito de la Iglesia Católica y la confusión en materia de disciplina eclesiástica".

 

Ante esta difícil realidad, la Arquidiócesis de Tunja advierte que "los fieles que permanecen en comunión con la Iglesia Católica, bajo la guía del Papa y del Arzobispo, están invitados a buscar la predicación de la Palabra, la celebración de los sacramentos y demás servicios espirituales, en las parroquias orientadas por los sacerdotes legítimamente nombrados para ese encargo".

 

Así también, observan que por disciplina pastoral y para evitar abusos, donde los fieles sean asaltados en su buena fe, la arquidiócesis prohíbe que se realice la celebración de los sacramentos en casas de familia.  Agregan además que, "La arquidiócesis y las parroquias no pueden reconocer como lícitos, los bautismos, confirmaciones, eucaristías, matrimonios, así como colectas y otras actividades celebradas por obispos y sacerdotes que no están en comunión con el Papa".

 

Finalmente, concluye el comunicado aclarando que ni la arquidiócesis, ni las parroquias, "se hacen responsables por la no aparición de documentos de sacramentos celebrados por obispos o sacerdotes que no están en comunión con la Iglesia católica romana".


 

Descargar COMUNICADO

La iglesia en el mundo
VER TODO

Vie 10 Jun 2022

CLAR preocupada por deterioro de la democracia y el tejido social en A.L.

La Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR), que congregó a las 22 Conferencias Nacionales, luego de una lectura y reflexión de los signos de los tiempos, expresaron en un comunicado la “preocupación por el deterioro de la democracia, el tejido social y la creciente inestabilidad política de varios de los países latinoamericanos, de nuestros países hermanos en donde las libertades fundamentales están siendo comprometidas”.

Los miembros de la CLAR, reunidos para celebrar su XXI Asamblea General Ordinaria del 1 al 4 de junio, en Rionegro - Antioquia, manifestaron su cercanía y solidaridad para con los pueblos que padecen la pobreza extrema; así también se refirieron al tema del cuidado de la casa común, que clama de la humanidad el cuidado y respeto por el ecosistema.

En su mensaje llamaron la atención de quienes participan en la Cumbre de Las Américas, reunida en Los Ángeles, California, para que prioricen las respuestas a las grietas dejadas por la Pandemia del Covid 19 en materia de pobreza, salud, educación, entre otros.

Es inadmisible que la amenaza a la democracia, el cambio climático y la falta de acceso equitativo a oportunidades económicas, sociales y políticas, siga afectando desproporcionadamente y de manera grave la vida de las personas más vulnerables y excluidas sistemáticamente en cada uno de nuestros países”.

Igualmente, extendieron su cercanía y cariño solidario con las hermanas y hermanos religiosos especialmente en Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela en estos momentos de extrema dificultad e inseguridad. “La situación de sus comunidades de fe y vida, y sobre todo la de las personas y comunidades que acompañan, nos interpela y nos invita a cuidar unos de otros con la certeza de que llevamos un tesoro en vasijas de barro y en condición de fragilidad (2Co 4,7)”.

Finalmente, pidieron a la Vida Religiosa mantenerse en constante vigilancia y oración, frente a los aspectos de incidencia política y social, así como también seguir acompañando a las comunidades más vulnerables. “El testimonio comprometido y perseverante nos fortalece, y esta fortaleza nos inspira solidaridad y esperanza”.


[icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar comunicado[/icon]


 

Vie 10 Jun 2022

Entra en vigor la Constitución Apostólica "Praedicate Evangelium"

A partir del 5 de junio entró en vigor la nueva Constitución Apostólica sobre la Curia Romana "Praedicate Evangelium", que institucionaliza los cambios, en gran medida, ya realizados en este organismo que ayuda al Papa en su servicio a la Iglesia universal.

La reforma se produce después de la establecida por Juan Pablo II (Pastor Bonus, 1988), que a su vez modificó la promulgada por Pablo VI (Universi regimini Ecclesiae, 1967). La prioridad de la evangelización y el papel de los laicos son las principales ideas que vinculan la nueva constitución apostólica del papa Francisco con el Concilio Ecuménico Vaticano II.

Las reformas -más por necesidad judicial que por elección deliberada- comenzaron por las instituciones económico-financieras de la Santa Sede. En 2014, Francisco instituyó el Consejo para la Economía, que tiene la tarea de supervisar la gestión económica y vigilar las estructuras y actividades administrativas y financieras de los dicasterios de la curia romana. Al mismo tiempo, Francisco creó la Secretaría para la Economía, que es el dicasterio de control y dirección de la curia romana, encargado de coordinar los asuntos económicos y administrativos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. A la Secretaría para la Economía se le transfieren ahora también las competencias en materia de personal, que hasta ahora correspondían a la Secretaría de Estado.

También en 2014, el Papa encomendó al Auditor General la tarea de fiscalizar los dicasterios de la Curia Romana, las instituciones vinculadas o referentes a la Santa Sede y las Administraciones de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

En 2015 se efectuó la creación de la Secretaría para la Comunicación, que más tarde se convertiría en el Dicasterio para la Comunicación, que fusionó nueve entidades diferentes (desde el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales hasta los distintos medios periodísticos de la Santa Sede, desde la imprenta hasta la Librería Editorial Vaticana). A partir de 2018, el nuevo Dicasterio se confió a la dirección de un prefecto laico.

En 2016 se creó el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, que unificó las competencias y funciones que habían pertenecido al Pontificio Consejo para los Laicos y al Pontificio Consejo para la Familia. El Dicasterio es competente en cuestiones relacionadas con la promoción de la vida y el apostolado de los fieles laicos, la pastoral juvenil, la familia y su misión, y la protección y el apoyo a la vida humana.

También en 2016, el Papa creó el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. En él confluyen las competencias del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el Pontificio Consejo Cor Unum, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y el Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (para la Pastoral de la Salud). El Dicasterio también es responsable de Caritas Internationalis.

En noviembre de 2017, el Papa introdujo cambios en la Secretaría de Estado, que hasta entonces constaba con dos secciones, la de Asuntos Generales (dirigida por el Sustituto) y la de Relaciones con los Estados (dirigida por el Secretario de Relaciones con los Estados). De hecho, Francisco creó una tercera sección, denominada Sección para el Personal Diplomático de la Santa Sede, reforzando la actual oficina del Delegado para las Representaciones Pontificias. La Sección, que depende de la Secretaría de Estado, con su propio Secretario, busca expresar la atención y cercanía del Papa al personal diplomático. Se ocupa exclusivamente de los asuntos relacionados con las personas que trabajan o se preparan para el servicio diplomático de la Santa Sede.

En febrero de 2022 y con un motu proprio, el papa Francisco cambió la estructura interna de la Congregación para la Doctrina de la Fe, separando claramente las competencias doctrinales y disciplinarias con la creación de dos secciones distintas, y asignando un secretario a cada una. El Cardenal Prefecto del Dicasterio pasó a tener desde entonces dos secretarios adjuntos. El objetivo de dicha reforma fue dar la debida importancia también a la sección doctrinal y a su papel fundamental en la promoción de la fe, sin dejar que la actividad disciplinaria pasara a un segundo plano, después de décadas en las que se han invertido muchos esfuerzos y recursos humanos para examinar los casos de abuso. Ninguno de los dos nuevos secretarios fue nombrado obispo.

Así llegamos al 19 de marzo de 2022, con la publicación de la nueva Constitución, que engloba todo el camino descrito hasta ahora e introduce otras novedades que completan la reforma. La más importante: el primer dicasterio de la Curia es el Dicasterio de la Evangelización, que unifica la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización. Es una elección que indica la preocupación fundamental, dirigida al anuncio del Evangelio. La peculiaridad es que el prefecto de este Dicasterio pasa a ser el propio Papa, que considera crucial el tema de la evangelización. Estará asistido por dos pro-prefectos (uno para la sección de cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo, y otro para la sección de la primera evangelización y las nuevas Iglesias particulares).

La segunda novedad se refiere a la unificación de la antigua Congregación para la Educación Católica y el antiguo Pontificio Consejo para la Cultura en el nuevo Dicasterio para la Cultura. Tendrá un solo prefecto. Una tercera novedad de la Constitución atañe a la Limosnería Apostólica, que era una simple oficina, y que ahora se convierte en el tercer Dicasterio de la Curia Romana llamado "Dicasterio para el Servicio de la Caridad". Una cuarta novedad es la definición utilizada para referirse a un organismo que no forma parte de la Curia Romana: lo que hasta ahora se llamaba "Secretaría General del Sínodo de los Obispos" pasa a ser simplemente "Secretaría General del Sínodo".

Otro cambio que introduce la Constitución es que los jefes de dicasterio -ni siquiera los de las antiguas congregaciones- ya no tienen que ser necesariamente cardenales. Los únicos dos cardenales mencionados en Praedicate Evangelium son el Prefecto del Tribunal de la Signatura Apostólica y el coordinador del Consejo para la Economía. El Papa también estipuló que los nombramientos de cargos de clérigos y religiosos en la Curia fueran por cinco años, renovables por un segundo quinquenio, con mayor movilidad e intercambio entre Roma y las Iglesias locales.

Hay un elemento significativo de la nueva Constitución destinado a condicionar, en sus desarrollos futuros, también la concreción de la vida de las Iglesias locales y sus estructuras. El papa Francisco recuerda en el preámbulo de la Constitución que "Todo cristiano, en virtud del Bautismo, es un discípulo misionero en la medida en que ha encontrado el amor de Dios en Cristo Jesús". De ahí la participación de laicos en funciones de gobierno y responsabilidad. Si "cualquier fiel" puede presidir un dicasterio o un órgano curial, "dada su particular competencia, su poder de gobierno y su función particular", es porque toda institución de la Curia actúa en virtud del poder que le ha confiado el Papa.

Fuente: Agencia AICA

 

Sáb 4 Jun 2022

La CLAR anuncia miembros de la presidencia para el trienio 2022-2025

Un tiempo de discernimiento iluminado por la Palabra, confiados en la acción del Espíritu Santo y con plena conciencia de los desafíos que presenta la realidad, así se ha vivido la XXI Asamblea General de la Confederación Latinoamericana de Religiosos y religiosas (CLAR) que durante este 3 de junio escogió a los miembros que integrarán su presidencia para el trienio comprendido entre 2022 y 2025.

La reunión que se viene desarrollando desde el 1 de junio en el Monasterio Santa María de la Epifanía de los monjes Benedictinos en la localidad colombiana de Guatapé, empieza a dejar los primeros frutos de los trabajos desarrollados durante la presente semana.

Así la Hna. Gloria Liliana Franco Echeverry fue reelegida como presidenta, al igual que la hermana de nacionalidad argentina Daniela Cannavina que seguirá ocupando el cargo de secretaria general.

Gratitud y confianza
En cuanto a los demás miembros de la nueva presidencia de la CLAR, el primer vicepresidente será el hermano Olavo Dalvit de Brasil, el Segundo Vicepresidente será el Padre José Luís Loyola Abogado, MSpS de México, la Tercera Vicepresidenta, Hna. Inés Greslebin, ACI de Argentina y la Cuarta Vicepresidenta será la Hna. Carmen Ferrer, HH.C.C.S. de República Dominicana.

Igualmente el organismo agradeció el servicio prestado por los miembros de la Presidencia saliente integrada en su momento por el Padre Francisco Antonio Méndez Serrano, SDB, de Venezuela en el cargo de Primer Vicepresidente; el Hno. José Sánchez Bravo, FMS, de México y Segundo Vicepresidente; la Hna. Nancy Negrón Ortiz, MBP, Tercera Vicepresidenta y oriunda de Puerto Rico; además de la Hna. María Inés Castellaro, HVN, de Argentina como cuarta Vicepresidenta.

Tareas pendientes
En la recta final de la XXI Asamblea de a CLAR se espera la presentación del nuevo horizonte inspirador que definirá las directrices para el trabajo del organismo durante el próximo trienio, el ícono que orientará todas las reflexiones y la celebración de la Eucaristía de envío en la que participará activamente la vida religiosa de la Diócesis de Sonsón-Rionegro.


Al concluir la XXI Asamblea General de la CLAR – Confederación Latinoamericana de Religiosos, las directivas ofrecieron el siguiente comunicado

[icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar MENSAJE FINAL CLAR[/icon]

Fuente: ADN Celam

Vie 3 Jun 2022

Así avanza la Asamblea General de la CLAR

Agradecimiento y unidad, dos palabras claves en el mensaje del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño a los miembros de la Asamblea de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR) reunida en su XXI Asamblea General Ordinaria del 1 al 4 de junio en la localidad colombiana de Rionegro.

El Padre Pedro Brassesco, secretario General Adjunto del Celam, hizo presente el agradecimiento enviado por los obispos Miguel Cabrejos y Jorge Eduardo Lozano, presidente y secretario general del organismo respectivamente que junto a los directores de centros pastorales y miembros de las diferentes comisiones que lo integran se sienten profundamente acompañados por la CLAR en todo lo que se refiere al caminar de la Iglesia que peregrina en América Latina y el Caribe.

Unión y fraternidad
Igualmente agradeció a la comisión directiva de la CLAR por su apoyo y presencia constante en las diversas iniciativas que Dios va inspirando para la Iglesia continental, por lo que renovó el deseo del Consejo Episcopal Latinoamericano de seguir trabajando juntos, particularmente en el desarrollo del proceso de renovación y reestructuración del organismo de comunión episcopal y que en procesos como el efectuado en la Asamblea Eclesial, demuestra los frutos de un trabajo articulado, un camino sinodal.

«El Señor nos desafía en este tiempo a renovar nuestro espíritu fraterno, no solo al interior de la Iglesia, sino también con todos los hombres y mujeres, en las comunidades y lugares donde el Espíritu nos ha llevado, que podamos, en ese mismo Espíritu, ser signo de unidad y profetas de esperanza y misericordia,» indicó.

Para el consagrado ese esa uno de los principales desafíos que tiene la Iglesia de este tiempo frente al cual deseó a todos los miembros de la CLAR una excelente Asamblea confiando en que será el Señor Resucitado quien se  manifieste para fortalecer la entrega y misión de todos los religiosos al servicio de la Iglesia en América Latina y el Caribe.

El balance, el último trienio
Durante la primera jornada de la Asamblea General Ordinaria, la hermana Gloria Liliana Franco, presidenta de la CLAR invitó a darle nombre a la asamblea recordando a los más de cien mil religiosos que hacen presente a Dios en medio de las gentes a través del carisma de sus comunidades. Igualmente les recordó que el Espíritu Santo debe ser el gran invitado a la Asamblea.

Frente a otro temas se presentaron los informes de la presidencia y la secretaria general correspondientes al ultimo trienio. Exposición que hizo evidente la abundancia de las experiencias y el derroche de generosidad quienes entregan su vida a Dios en el encuentro con los hermanos, particularmente con los más necesitados. Dado que se trata de una asamblea electiva la presidencia de la CLAR agradeció su servicio a la vida consagrada del continente así como su entrega, creatividad y cercanía implorando la bendición para cada uno de los miembros de la Asamblea confiando en que será Dios quien las llene de fecundidad.
«Como Vida Religiosa que peregrina en América Latina y el Caribe, seguimos caminando juntas y juntos en este Camino Sinodal, sembrando siempre y constatando que todos somos CLAR», fueron las palabras de la religiosa que no dudó en recordar que la historia de la CLAR se construye con el aporte de todos sus integrantes.

Los convocados
A la Asamblea de la CLAR asisten 87 personas que hacen parte de las Conferencias de Religiosas y Religiosos del continente. Su objetivo es encontrarse para analizar el camino recorrido durante el último trienio (2018 – 2022) además de proyectar el nuevo horizonte que va a inspirar la tarea pastoral de la organización que estará consignado en su próximo plan de acción. Otro de los aspectos importantes de la Asamblea será la elección de las nuevas directivas, prevista para este viernes. Asisten al evento como invitados especiales el padre Pedro Brassesco, secretario general adjunto del Celam y los representantes de la Conferencia de Religiosos de Estados Unidos.

Fuente: ADN Celam

Episcopado al día
VER TODO

Mié 3 Ago 2022

“Gracias por ser un auténtico artesano de paz”: Mons. Gabriel Villa

En un sentido mensaje, la Arquidiócesis de Tunja, expresa su tristeza por el fallecimiento de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, quien a lo largo de 22 años estuvo al frente de esta Iglesia particular.

 

A través de un comunicado firmado por monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, Arzobispo de Tunja, se extiende un saludo especial de condolencia y solidaridad cristiana a la familia y a los miembros del Instituto de Misioneros de la Consolata, comunidad a la que estuvo vinculado el prelado durante su ministerio.

 

Resaltan su labor como un “auténtico artesano de paz, enamorado de la misión, inspirado y prolífico escritor eclesiástico y destacado catequista”, por lo que agradecen a Dios su testimonio y entrega a la Iglesia.

 

Así también, resaltan que su labor debe quedar marcada como un legado que deja para las actuales y futuras generaciones, y agregan que, ha de ser “un verdadero estímulo para vivir con pasión el trabajo por la extensión del Reino de Dios, en un decidido empeño misionero y en la búsqueda de la paz y la reconciliación, por las vías del diálogo”.

 

Finalmente, confían que, “por la misericordia de Dios, ya ha sido asociado al número de los servidores fieles que pueden entrar a participar del Banquete eterno del Señor”.

 

INFORMACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE MONSEÑOR LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA

La velación del cuerpo de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, se llevará a cabo en la Capilla del Sagrario, junto a la Catedral Primada Cra. 7 #10-40, Bogotá

 

La eucaristía se realizará este miércoles 03 de agosto a las 4:00 pm. en la Catedral Primada de Colombia, presidida por monseñor Luis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico de Colombia.

 

Luego, el cuerpo será trasladado a Tunja este miércoles y será velado en cámara ardiente en la Catedral Santiago Apóstol de esta ciudad.

 

El día jueves 04 de agosto se tendrán las exequias en la Catedral de Tunja a las 10:00 a.m., eucaristía presidida por Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo en esta ciudad.

 

DESCARGAR COMUNICADO

Mar 2 Ago 2022

Fallece monseñor Luis Augusto Castro Quiroga

La Arquidiócesis de Tunja ha informado que en las últimas horas falleció a la edad de 80 años, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo emérito de Tunja, quien se encontraba internado en la clínica Marly por quebrantos de salud.

 

"Con profundo dolor, pero con la esperanza puesta en el Señor Resucitado, debemos informar que ha fallecido monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, que Dios lo reciba en la patria eterna y lo colme con el cielo por su entrega generosa a su voluntad", señala el mensaje ofrecido desde la oficina de comunicaciones de esta Jurisdicción.

 

Tras conocida la noticia, el episcopado expresó su cercanía al obispo residente de esta ciudad, monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, al clero, a los fieles de la Iglesia de Tunja y a los familiares del prelado fallecido.

 

"Nos unimos en oración rogando al Señor para que reciba en su glorioso Reino a Mons. Castro Quiroga, gran pastor que entregó su vida al servicio de la Iglesia colombiana y trabajó incansablemente buscando caminos de paz y reconciliación en nuestra nación".

 

La Iglesia colombiana reconoce con gratitud el liderazgo espiritual y moral de monseñor Castro Quiroga, el servicio prestado a la Conferencia Episcopal de Colombia durante sus dos períodos como Presidente de esta Institución y su compromiso con la causa de la paz, prestando sus buenos oficios como mediador en el conflicto armado, que aún causa tanto dolor en el país.

 

El prelado había nacido en Bogotá el 8 de abril de 1942. Cursó los estudios de primaria y secundaria en el Colegio San Bernardo de Bogotá de los hermanos de La Salle y en el Seminario Menor de los Padres Misioneros de la Consolata.

 

Cursó los estudios de Filosofía en la Universidad Javeriana de Bogotá. Hizo el noviciado en Bedizzole (Italia) y Teología en la Universidad Urbaniana en Italia.

 

Emitió la profesión perpetua en el Instituto Misiones Consolata el 10 de Marzo de 1967 y recibió la Ordenación Sacerdotal en Roma el 24 de diciembre de 1967. Ya sacerdote, realizó una especialización en Orientación Psicológica en la Universidad de Pittsburg (Estados Unidos) y obtuvo el doctorado en Teología en la Universidad Javeriana de Bogotá.

 

Como sacerdote se desempeñó en los siguientes cargos: Vicario Cooperador de la Parroquia de la Catedral y Rector de la Universidad de la Amazonía en Florencia (1973-1975); Director del Seminario Mayor para los estudios de Filosofía del Instituto Misiones Consolata en Bogotá y simultáneamente Consejero Provincial (1975-1978); Superior Provincial de su Instituto en Colombia (1978-1981); Consejero General del mismo Instituto en Roma (1981-1986).

 

El 17 de Octubre de 1986 fue nombrado Obispo titular de Acque Flavie y Vicario Apostólico de San Vicente – Puerto Leguízamo y fue consagrado el 29 de Noviembre de 1986.

 

El 14 de Marzo de 1998 fue nombrado Arzobispo de Tunja.

 

De Julio de 2002 a Julio de 2005 es Vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

 

A partir de julio de 2005 fue nombrado Presidente de la Comisión de Conciliación Nacional.

 

El 5 de Julio de 2005 fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, hasta el 2008. Luego del 2014 al 2017 volvió a asumir la presidencia de la CEC.

 

El 11 de febrero de 2020 el Papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Tunja. 

 

INFORMACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE MONSEÑOR LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA

La velación del cuerpo de monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, se llevará a cabo en la Capilla del Sagrario, junto a la Catedral Primada Cra. 7 #10-40, Bogotá

 

La eucaristía se realizará este miércoles 03 de agosto a las 4:00 pm. en la Catedral Primada de Colombia, presidida por monseñor Luis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico de Colombia.

 

Luego, el cuerpo será trasladado a Tunja este miércoles y será velado en cámara ardiente en la Catedral Santiago Apóstol de esta ciudad.

 

El día jueves 04 de agosto se tendrán las exequias en la Catedral de Tunja a las 10:00 a.m., eucaristía presidida por Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo en esta ciudad.

 

Mié 27 Jul 2022

El Papa Francisco nombra Obispo para la Diócesis de Málaga-Soatá

El padre Félix Ramírez Barajas, fue nombrado por el Papa Francisco como nuevo obispo de la sede vacante de Málaga-Soatá. Él pertenece al clero de esa misma circunscripción eclesiástica y se convierte así en el quinto prelado desde que se fundó la diócesis en 1987.

 

Este jerarca sucederá a monseñor José Libardo Garcés Monsalve, quien el 04 de octubre de 2021, fuera nombrado como obispo de la Diócesis de Cúcuta. Actualmente monseñor Misael Vacca Ramírez, hace las funciones de administrador apostólico de esta sede vacante.

 

La Diócesis de Málaga-Soatá fue creada por la Bula Pontificia “Quo Efficacius Provideretur”, del papa Juan Pablo II, dada el siete de julio de 1987 y erigida como tal el 25 de septiembre de 1987.

 

Biografía
Monseñor Félix María Ramírez Barajas nació el 7 de diciembre de 1962 en Carcasí, Diócesis de Málaga - Soatá. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Bucaramanga. Obtuvo la Licenciatura en Teología Dogmática en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino (Angelicum) de Roma y la Licenciatura en Filosofía y Ciencias Religiosas en la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga. Fue ordenado sacerdote el 26 de noviembre de 1988.

 

Ha sido párroco de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá en El Cerrito, párroco de Omate, Diócesis de Tacna y Moquegua (Perú), párroco de San Pedro Apóstol en Mologavita, vicario parroquial de Regina Pacis en Anguillara, Diócesis de Civita Castellana (Italia), párroco de Nuestra Señora de los Remedios en San José de Miranda, Formador del Seminario Mayor de Bucaramanga, Rector del Seminario Mayor de Soatá, Párroco de San Bartolomé Apóstol en Capitanejo, Administrador Diocesano de Málaga - Soatá (2010-2011), Vicario Episcopal de Pastoral y Párroco de la Concatedral de Soatá. Desde 2014 es Párroco de la Catedral de la Inmaculada Concepción y desde 2019 hasta ahora Vicario General de la Diócesis de Málaga-Soatá.

 

El 16 de julio de 2022 el Papa Francisco lo nombra obispo para la Diócesis de Málaga Soatá

Mié 27 Jul 2022

Monseñor Mario Álvarez nuevo administrador apostólico de Quibdó

La Nunciatura Apostólica en Colombia comunicó este miércoles 29 de junio, que el Papa Francisco nombró como administrador apostólico de la diócesis de Quibdó, mientras la sede episcopal se encuentre vacante, a Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez, actual obispo de la Diócesis de Istmina - Tadó.

 

Su nombramiento se dio luego de la designación y posesión canónica de monseñor Juan Carlos Barreto Barreto, como obispo de la Diócesis de Soacha, quien sirvió con su ministerio episcopal durante casi una década en la Diócesis de Quibdó.

 

Esta elección se hizo mediante decreto expedido por la Congregación para los Obispos, donde se señala que se designa un administrador apostólico de la Iglesia  Particular antes mencionada, hasta que cese la vacante de la sede episcopal, tras la elección de un nuevo obispo.

 

Monseñor Álvarez Gómez, asumirá el cargo este jueves 30 de junio en la Catedral San Francisco de Asís de la Diócesis de Quibdó.

 

BIOGRAFÍA
Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez nació en Palmira – municipio de Medellín, en territorio de la diócesis de Santa Rosa de Osos, el 19 de octubre de 1959.

 

Cursó sus estudios primarios en Palmitas, su pueblo natal, y en el Seminario Menor Diocesano de Santa Rosa de Osos obtuvo el bachillerato académico. Inmediatamente después, pasó al Seminario Mayor de Santa Rosa de Osos y allí cursó la filosofía y la teología.

 

Fue ordenado sacerdote el 19 de noviembre de 1985 y fue incardinado en la diócesis de Santa Rosa de Osos. Posteriormente se especializó en la Universidad Gregoriana en Roma, donde en 1993, obtuvo la licenciatura en teología bíblica.

 

En el curso de su ministerio presbiteral ha recibido los siguientes cargos:

 

Vicario parroquial de Entrerríos (1985-1987);
Profesor en el Seminario Menor Diocesano (1987-1989);
Prefecto de Disciplina en el Seminario Menor (1988);
Administrador parroquial en El Brasil (1989-1990);
Profesor de Filosofía y Lenguas en el Seminario Mayor (1990);
Estudios de teología bíblica en Roma (1990-1993);
Profesor en el Seminario Mayor Diocesano (1994-1995);
Vicario general de la diócesis de Santa Rosa de Osos (1995-2000);
Vicario de Pastoral en la misma diócesis (1997-2000);
Rector del Seminario Mayor Diocesano (1999-2003);
Párroco en San Pedro de los Milagros (2003-2008);
Párroco en la Catedral de Santa Rosa de Osos (2009-2010);
Director de las Obras Misionales Pontificias de Colombia (2010 - 2018).

 

El 3 de febrero de 2018 Su Santidad, el Papa Francisco, lo nombró como obispo de Istmina-Tadó. el 3 de marzo del mismo año fue su ordenación episcopal.

 

El 29 de junio de 2022 Su Santidad, el Papa Francisco, lo nombró como administrador apostólico de la Diócesis de Quibdó.

 

Noticias de los departamentos del SPEC
VER TODO

| Jue 4 Ago 2022

SUBSIDIO: Fiesta del Santo Cura de Ars

Este 4 de agosto recordamos en la liturgia de la Iglesia a san Juan María Vianney, conocido como el Santo Cura de Ars, patrono de los párrocos y de los sacerdotes. Un sacerdote sencillo y humilde, que supo entregar su vida a Dios y a los hermanos, en un servicio abnegado sobre todo en el sacramento de la confesión, logrando desde el confesionario muchas conversiones de personas que llegaban de todas partes a la aldea de Ars, a pedir perdón al Señor por sus pecados y a recibir la gracia de Dios.

 

Para animar este momento de gracia, los Departamentos de Ministerios Ordenados y Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal, han elaborado un subsidio litúrgico como apoyo para la preparación y celebración de esta fiesta.

 

DESCARGAR SUBSDIO AQUÍ

| Jue 4 Ago 2022

Concluye VI Congreso internacional de Liturgia

En la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín se llevó a cabo el VI Congreso Internacional de Liturgia en el que se reflexionó sobre los “retos pastorales de la renovación litúrgica del Vaticano II. Conducidos por el Dr. P. Juan Carlos Carvajal Blanco, sacerdote de la Arquidiócesis de Madrid y profesor de la Universidad Eclesiástica San Dámaso (UESD) y otros conferencistas nacionales, se “expusieron los elementos esenciales que ofrece la Constitución Sacrosanctum Concilium para la aplicación de la renovación litúrgica, para la participación del pueblo de Dios en la celebración de la fe y para el envío misionero”.

 

En la Lectio inauguralis, Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín y gran Canciller de la UPB, visualizó algunos de los retos en los que se debe poner manos a la obra, algunos de ellos señalados ya por el Papa Francisco en la Carta Apostólica Desiderio Desideravi: 

 

•  “Considerar la liturgia como acción de Dios, como respuesta del hombre a Dios. Para esto se requiere el cultivo del misterio y de lo santo. Sin espiritualidad litúrgica no se responde al misterio”.

 

•  “Es necesario hacer de la liturgia un verdadero encuentro con Dios.”

 

•  “Lograr que la asamblea participe: participación interior, no sólo externa. Que mente y corazón estén atentos.”

 

•  “Profunda formación litúrgica, que reclama educación para la interiorización para superar la banalidad y la superficialidad. Esto reclama la recuperación de los signos”

 

•  Encontrar la forma de celebrar la fe como lo necesita la realidad de hoy: inculturación de la liturgia. 

 

•  “Liturgia y caridad”. No nos hagamos ilusiones, sin compromiso con los necesitados, no hay auténtica participación en la Eucaristía.

 

Un reto relevante inherente a la renovación litúrgica, es la iniciación cristiana. Para esto se propone el camino delineado en el Ritual de Iniciación Cristiana de Adultos (RICA), que enseña a la Iglesia cómo hacer cristianos.

 

En el marco del congreso, el padre Jairo de Jesús Ramírez Ramírez, director del Departamento de Liturgia del Secretariado Permanente del Episcopado, presentó la nueva versión del ap Ordo Colombiano, que estará disponible en los dispositivos móviles a partir del 15 de agosto en la solemnidad de la Bienaventurada Virgen María.

| Mié 3 Ago 2022

Cifras develan que el diaconado permanente en Colombia está en ascenso

En el país se cuenta en el momento con 24 escuelas diaconales y alrededor de 650 que prestan su servicio a la Iglesia  en las diferentes jurisdicciones eclesiásticas a lo largo y ancho del territorio nacional, cifras que develan el crecimiento del diaconado en Colombia.


Un diácono permanente es un hombre civil, casado, con familia, e hijos, que reciben luego de una formación que oscila entre los 4 y 7 años, dependiendo de la diócesis o arquidiócesis donde se encuentre; el orden sagrado de un ministerio dedicado específicamente al servicio de la Iglesia.


Diáconos permanentes para el servicio de la caridad, la palabra y la liturgia

Los diáconos permanentes tienen 3 grandes funciones: La primera en el ámbito litúrgico, asistencia en el altar, distribución de la comunión, proclamación del evangelio. Ellos, pueden bendecir matrimonios, bautizar, proclamar la Palabra de Dios y predicar. En segundo lugar, todo el servicio que corresponde en la comunidad parroquial; catequesis, o formación  y consejería en la pastoral familiar. Un tercer aspecto, lo que es central y más importante dentro de sus labores, es lo relacionado con la dimensión caritativa y social al servicio de la iglesia.


El ministerio diaconal signo de la misión caritativa de la Iglesia

Su servicio social en todas las dimensiones de la caridad como por ejemplo: En las cárceles, con las personas privadas de la libertad; con los pobres, los más necesitados; las personas más vulnerables en las ciudades; en fundaciones; obras de beneficencia; en hospitales con el acompañamiento y consuelo al enfermo; en la pastoral funeraria y del duelo; entre otras obras.


“Cabe recordar que el Concilio Vaticano II rescató de la Iglesia este ministerio que había desaparecido por muchos siglos, pero que en los últimos 50 años se ha venido instaurando en las diferentes jurisdicciones eclesiástica del país”, afirma el padre Manuel Hernando Vega León, director de Ministerios Ordenados y de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Colombia.


Etapas formativas diaconado permanente

El sacerdote recuerda que para poder ejercer este ministerio como cualquier otro dentro de la Iglesia, es básica la preparación, formación  y el estudio.


Es importante garantizar las etapas formativas, periodo amplio de profundización en áreas bíblicas, litúrgicas, pastoral enmarcado en más de  3 años y 1 año o periodo de síntesis, de tal forma que ayude a los que han asumido  este reto y compromiso, a vivir y  agrupar todas las dimensiones formativas y la vida espiritual, pastoral familiar, lo que realizan en las comunidades pastorales y por supuesto a propiciar encuentros con formadores o directores de escuelas diaconales para compartir, escuchar y transmitir experiencias enriquecedoras a través de la vivencia de esta ministerio Sagrado.


Fuente: Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones


A continuación el padre Manuel Hernando Vega León, sacerdote de la diócesis de Facatativá y director de Ministerios Ordenados y de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal de Colombia, amplía esta información como invitado especial de la oficina Arquidiocesana de Comunicaciones de Bogotá.

| Mar 2 Ago 2022

Participación de la mujer en la vida de la Iglesia colombiana

Tras la nominación en días pasados de tres mujeres como miembros del Dicasterio para los Obispos, unida a otros nombramientos de más mujeres en organismos de la Santa Sede, el Papa Francisco continúa reafirmando su intención de otorgarles un papel preponderante en la vida de la Iglesia, no solo en el discurso teológico sino en la vida práctica. Esta decisión va en sintonía con la anhelada reforma de la Curia Romana luego de la promulgación y entrada en vigor de la Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium” que busca empoderar a todos los miembros del Pueblo de Dios en su rol de pertenencia activa en las estructuras, los procesos, los estilos eclesiales, siempre en sintonía sinodal.

 

En el contexto de la pasada Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano 113 ha tenido lugar la primera reunión entre la Comisión Episcopal de Doctrina y el nuevo Comité Teológico Consultivo del trienio 2021-2024 que, por primera vez, tiene una amplia participación de mujeres (3 de 7 miembros). Se trata de tres doctoras en teología, de las cuales una pertenece a la vida consagrada y dos al estado laical, todas muy vinculadas a diversos ambientes pastorales y académicos de la Iglesia: Gloria Liliana Franco Echeverry, ODN; María Isabel Gil Espinosa y Olga Consuelo Vélez Caro; precisamente, con esta última hemos conversado sobre la actual coyuntura eclesial.

 

Departamento de Doctrina (DD): Comparta con nosotros algunos datos de su perfil personal, pastoral y profesional.

 

Olga Consuelo Vélez: Soy doctora en Teología por la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro. Profesora titular e investigadora por 35 años de la Facultad de Teología de la Universidad Javeriana. Actualmente me desempeño como profesora e investigadora de la Licenciatura en Teología de la Fundación Universitaria San Alfonso. Profesora invitada en instituciones nacionales e internacionales. Autora de libros y numerosos artículos. Asesora de grupos eclesiales. Ponente nacional e internacional.

 

DD: Seguramente ha recibido con alegría y esperanza los recientes nombramientos de mujeres en organismos eclesiales de la Iglesia Universal; ¿qué aporta la presencia de las mujeres en estos ámbitos que, históricamente, eran preponderantemente masculinos y clericales?

 

OCV: La participación de las mujeres en organismos eclesiales contribuye a dar un testimonio más creíble de una Iglesia sinodal, de una Iglesia Pueblo de Dios que se fundamenta en el sacramento del bautismo por el que todos son hijos e hijas de Dios y partícipes del sacerdocio, profetismo y realeza de Jesucristo. La participación de las mujeres en niveles de decisión permite ser una Iglesia más en consonancia con los signos de los tiempos, en concreto, con terminar con la exclusión que han sufrido las mujeres a muchos niveles en la sociedad y en la misma Iglesia. El Papa Francisco reconoce que es urgente abrir más espacios de participación a las mujeres porque todavía su presencia es muy pequeña. Además, si varones y mujeres han sido creados a imagen y semejanza de Dios (Génesis) no hay razones teológicas para cerrar espacios de participación para las mujeres. Finalmente, el “sentido de fe de todo el pueblo de Dios” sensus fidelium, reside en varones y mujeres, con lo cual no abrir espacios de participación a las mujeres es limitar el sentido de fe del pueblo de Dios a través del cual Dios sigue hablándonos.

 

DD: ¿Qué experiencias significativas podría resaltar en el ámbito de la Iglesia colombiana con respecto al empoderamiento de las mujeres en el campo de la evangelización, tanto en el estado laical como en la vida consagrada?

 

OCV: Especialmente a nivel teológico hay una presencia significativa de teólogas, con reconocimiento internacional, participando activamente de la formación del clero (religiosos) y elaborando la teología feminista (de la mujer) con aportes significativos a nivel nacional e internacional. También hay más mujeres laicas estudiando teología. La vida religiosa empieza a inquietarse por los temas de la mujer y por tener mayor protagonismo.

 

DD: En el contexto del Sínodo de la Sinodalidad, ¿cómo pueden las mujeres lograr que su participación integral en la Iglesia no sea eventual y pasajera, por seguir el ritmo de la coyuntura, sino que permee a largo plazo y ayude a renovar las estructuras eclesiales, los procesos evangelizadores y los estilos de vida?

 

OCV: Se necesita un proceso de formación a nivel de todo el pueblo de Dios. Los elementos que anoté en la primera pregunta son fundamento para que el esfuerzo de una Iglesia sinodal perdure en el tiempo y no se reduzca a una moda pasajera. Se necesita una formación eclesiológica para consolidar una Iglesia Pueblo de Dios; una formación bíblica que ayude a redescubrir y valorar la vida de las primeras comunidades cristianas en las que los ministerios eran plurales y se ejercían por varones y mujeres; una formación cristológica que muestre la praxis de reconocimiento y valoración de las mujeres por parte de Jesús. Una formación antropológica, psicológica y sociológica, que ayude a evidenciar la sociedad machista y patriarcal en la que vivimos, denunciar toda subordinación y violencia contra las mujeres y proponer acciones y espacios que favorezcan la defensa de la dignidad de las mujeres y la igualdad fundamental entre varones y mujeres. La participación de las mujeres en la Iglesia sinodal es más que dar una responsabilidad, es un cambio de mentalidad, de actitudes y de valores para que haya una participación de todo el pueblo de Dios en aquello que afecta a todos.

 

DD: ¿Se podría hablar, entonces, de la necesidad de un renovado modelo eclesial de Pueblo de Dios?

 

OCV: La Iglesia no podrá ser sinodal si no promueve un modelo eclesial de Pueblo de Dios donde todos –ministros ordenados, estado laical y vida religiosa- tengan una real participación en los niveles de decisión de la Iglesia. El aporte de las mujeres no se reduce a que haya más presencia femenina o al aporte que puedan dar en intuición, servicio, generosidad, etc. (y todas aquellas funciones culturales que se les atribuyen por el hecho de ser mujeres), sino que se comprenda que sin la presencia del laicado y, más aún, de las mujeres en todos los espacios eclesiales, la Iglesia no logra ser sacramento de comunión, medio para caminar juntos, espacio del sensus fidelium, a qué está llamada. Por supuesto en la Iglesia se ejercen diversos ministerios, pero todos ellos han de ser para el servicio del pueblo de Dios y no para tener privilegios o excluir de la misión de evangelizar a algunos de sus miembros, ya que esta es responsabilidad de todos. Una Iglesia sinodal, necesariamente, es una Iglesia con la participación efectiva y afectiva de las mujeres.