Pasar al contenido principal

papa francisco

Lun 1 Ago 2022

El Papa: He venido como amigo, como hermano y como peregrino

Durante su visita a Canadá, este viernes 29 de julio, el Papa se encuentra con una delegación de indígenas en Québec, y les expresa su admiración, por su sentido de familiaridad y comunidad, que contrasta en un mundo “lamentablemente” individualista. El Papa Francisco resaltó la importancia que da la comunidad indígena en cultivar bien el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, custodiando una relación sana y armoniosa con toda la creación. “La inmensidad de esta tierra lleva a pensar en el largo camino de sanación y reconciliación que estamos afrontando juntos. En efecto, la frase que nos ha acompañado desde marzo, desde que los delegados indígenas me visitaron en Roma, y que caracteriza mi visita aquí entre ustedes, es Caminar Juntos: Walking Together / Marcher Ensemble”. Son estas las palabras que ha dirigido el Papa Francisco a una delegación de indígenas presentes en Quebec, y que ha saludado en el Arzobispado. Les dijo que vino a Canadá como amigo, como hermano, como peregrino. Con espíritu penitencial, para expresarles el dolor que lleva en su corazón por “el mal que no pocos católicos les causaron, apoyando políticas opresivas e injustas”. El Papa un amigo y un hermano de las comunidades indígenas Ha venido como amigo, para encontrarse con ellos, “para ver, escuchar, aprender y apreciar cómo viven los pueblos indígenas de este país”. Ha venido como hermano, a descubrir en primera persona los frutos, buenos y malos, producidos por los miembros de la familia católica local a lo largo de los años. “He venido como peregrino, con mis limitadas posibilidades físicas, para dar nuevos pasos adelante con ustedes y para ustedes; para que se prosiga en la búsqueda de la verdad, para que se progrese en la promoción de caminos de sanación y reconciliación, para que se siga sembrando esperanza en las futuras generaciones de indígenas y no indígenas, que desean vivir juntos fraternalmente, en armonía”. Francisco, parte de la familia indígena canadiense El Pontífice les manifestó que se devuelve a Roma mucho más enriquecido, porque lleva en el corazón el “tesoro incomparable hecho de personas y de pueblos que le han marcado”, de rostros, sonrisas y palabras que permanecen en su interior; de historias y lugares que no podrá olvidar; de sonidos, colores y emociones que vibran fuertes en él. “Realmente puedo decir que, durante mi visita, fueron sus realidades, las realidades indígenas de esta tierra, las que visitaron mi alma; entraron en mí y siempre me acompañarán. Me atrevo a decir, si me lo permiten, que ahora, en cierto sentido, yo también me siento parte de vuestra familia, y me siento honrado”. Valioso sentido de comunidad Para el Santo Padre, queda un recuerdo indeleble en su corazón cómo la comunidad indígena vive la fiesta de Santa Ana, “junto a varias generaciones y a tantas familias indígenas”. Pero, sobre todo, alabó el hecho que, en un mundo tan individualista, cuánto valor adquiere ese sentido de “familiaridad y de comunidad” tan genuino entre los indígenas. Y resaltó la importancia que dan en cultivar bien el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, custodiando una relación sana y armoniosa con toda la creación. Tres mujeres que pueden ayudar a alcanzar una reconciliación Santa Ana, la Virgen María y santa Catalina Tekakwitha. Estas mujeres, dijo el Papa, pueden ayudar a unir, a volver a tejer una reconciliación que garantice los derechos de los más vulnerables y sepan mirar la historia sin rencores ni olvidos. “Santa Ana, de quien pude sentir su ternura y protección, venerándola junto a un pueblo de Dios que reconoce y honra a las abuelas. En segundo lugar, pienso en la Santa Madre de Dios: ninguna criatura merece más que ella ser definida como peregrina, porque siempre, también hoy, también ahora, está en camino; en camino entre el cielo y la tierra, para cuidarnos por encargo de Dios y para llevarnos de la mano hacia su Hijo”. Por último, señaló Francisco, "mi oración y mi pensamiento en estos días han ido frecuentemente a una tercera mujer de presencia afable que nos ha acompañado, y cuyos restos se conservan no lejos de aquí. Me refiero a santa Catalina Tekakwitha. La veneramos por su vida santa, pero, no podríamos pensar que su santidad de vida, caracterizada por una entrega ejemplar en la oración y el trabajo, así como por la capacidad de soportar con paciencia y dulzura tantas pruebas, también fue posible por ciertos rasgos nobles y virtuosos heredados de su comunidad y del ambiente indígena en el que creció", se cuestiona el Papa. La Virgen María y santa Catalina, afirmó el Papa, recibieron de Dios un proyecto de vida y, sin preguntar a ningún hombre, dieron su “sí” con valentía. “Estas mujeres podrían haber respondido mal a todos los que se oponían a ese proyecto, o bien permanecer sujetas a las normas patriarcales de su tiempo y resignarse, sin luchar por los sueños que Dios mismo había impreso en sus almas. Pero no tomaron esa decisión, sino que con mansedumbre y firmeza, con palabras proféticas y gestos resueltos se abrieron camino y cumplieron aquello a lo que habían sido llamadas”. “Que ellas bendigan nuestro camino común, que intercedan por nosotros y por esta gran obra de sanación y reconciliación tan agradable a Dios”, dijo por último Francisco. Fuente: Vatican News Fotos: Copyright © Dicastero per la Comunicazione - Vatican Media

Jue 28 Jul 2022

Concluyó encuentro de Pastoral Familiar con una invitación a la renovación

Siendo conscientes de las dificultades a las que la familia de hoy se ve expuesta y con el propósito de dinamizar el trabajo de la Pastoral Familiar, el Departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia, reunió entre el 26 y 27 de julio en la ciudad de Sincelejo a delegados de la pastoral familiar - regional Caribe. Un punto central de la agenda fue socializar el documento de “Itinerarios catecumenales para la vida matrimonial”, preparado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y dirigido a los pastores, a los cónyuges y a todos los que trabajan en la pastoral familiar. Como anfitrión del encuentro actuó monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, quien recodó que el Año de la Familia que acaba de celebrarse, significó una profunda reflexión en el mundo sobre el papel de la familia, esta aseguró, se hizo a partir de la exhortación apostólica post-sinodal Amoris laetitia (La alegría del amor). Demostró su preocupación advirtiendo que este mensaje llega en “un mundo en el que la familia está cada vez más en entredicho y en expectativa, donde los valores familiares que conocíamos han ido desapareciendo” Enfatizó además, en la importancia de renovar la pastoral familiar, donde se fortalezca, articule y proyecte el trabajo, apuntando a una formación humana espiritual y pastoral, para que en las diferentes Jurisdicciones se brinde un apoyo eficaz a las familias. “Estamos reflexionando precisamente sobre la propuesta que hace el Papa de una Pastoral familiar fortalecida y de una preparación para el matrimonio de la vida afectiva y la vida familiar mucho más consistente, creo que lo necesitamos con urgencia”, aseveró el prelado. Por su parte el padre Juan Carlos Liévano, director del Departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia, intervino presentando las propuestas y construcción conjunta del itinerario que podrá guiar el plan de trabajo de la pastoral de familiar en las Jurisdicciones Eclesiásticas. La reunión estuvo acompañada por momentos de oración, disertación, conferencias y folclor, que hicieron de este encuentro un momento de comunión y participación. Asistieron delegados y parejas de laicos que hacen parte de las comisiones pastorales de familia de las Jurisdicciones Eclesiásticas de Cartagena Barranquilla, El Banco, Magangué. Montelíbano, Sincelejo, Montería y Santa Marta.

Jue 28 Jul 2022

Acoger a los migrantes, una posibilidad para crecer como humanidad

En el ámbito de la campaña de comunicación promovida por la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, con motivo de la 108ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebrará el domingo 25 de septiembre, se ha publicado un videomensaje del Santo Padre. "¿Cómo podemos favorecer un encuentro enriquecedor con los migrantes y refugiados?". Lo pregunta el Papa Francisco tras reiterar que "la presencia de migrantes y refugiados representa una gran oportunidad de crecimiento cultural y espiritual para todos" y que "por eso, es esencial promover el diálogo intercultural e interreligioso y construir el futuro sobre valores comunes" En el cuarto videomensaje de la campaña de comunicación de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, se reflexiona sobre la contribución cultural y espiritual que los migrantes y refugiados pueden aportar a las comunidades que los acogen. Un ejemplo es el testimonio de la familia francesa de Bertrand Gorge, que desde hace varios años abre las puertas de su casa para acoger y dar la bienvenida a los refugiados, una experiencia de intercambio que ha enriquecido humanamente a toda la familia. Cada uno está invitado a responder a la pregunta planteada por el Santo Padre enviando su propia contribución, con un breve vídeo o una foto, a [email protected] o respondiendo directamente en los medios sociales de la Sección Migrantes y Refugiados. Todo el material de la campaña de comunicación puede encontrarse en la página dedicada a ello en el sitio web y puede descargarse, publicarse, utilizarse y compartirse libremente.

Mié 27 Jul 2022

El Papa Francisco nombra Obispo para la Diócesis de Málaga-Soatá

El padre Félix Ramírez Barajas, fue nombrado por el Papa Francisco como nuevo obispo de la sede vacante de Málaga-Soatá. Él pertenece al clero de esa misma circunscripción eclesiástica y se convierte así en el quinto prelado desde que se fundó la diócesis en 1987. Este jerarca sucederá a monseñor José Libardo Garcés Monsalve, quien el 04 de octubre de 2021, fuera nombrado como obispo de la Diócesis de Cúcuta. Actualmente monseñor Misael Vacca Ramírez, hace las funciones de administrador apostólico de esta sede vacante. La Diócesis de Málaga-Soatá fue creada por la Bula Pontificia “Quo Efficacius Provideretur”, del papa Juan Pablo II, dada el siete de julio de 1987 y erigida como tal el 25 de septiembre de 1987. Biografía Monseñor Félix María Ramírez Barajas nació el 7 de diciembre de 1962 en Carcasí, Diócesis de Málaga - Soatá. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Bucaramanga. Obtuvo la Licenciatura en Teología Dogmática en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino (Angelicum) de Roma y la Licenciatura en Filosofía y Ciencias Religiosas en la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga. Fue ordenado sacerdote el 26 de noviembre de 1988. Ha sido párroco de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá en El Cerrito, párroco de Omate, Diócesis de Tacna y Moquegua (Perú), párroco de San Pedro Apóstol en Mologavita, vicario parroquial de Regina Pacis en Anguillara, Diócesis de Civita Castellana (Italia), párroco de Nuestra Señora de los Remedios en San José de Miranda, Formador del Seminario Mayor de Bucaramanga, Rector del Seminario Mayor de Soatá, Párroco de San Bartolomé Apóstol en Capitanejo, Administrador Diocesano de Málaga - Soatá (2010-2011), Vicario Episcopal de Pastoral y Párroco de la Concatedral de Soatá. Desde 2014 es Párroco de la Catedral de la Inmaculada Concepción y desde 2019 hasta ahora Vicario General de la Diócesis de Málaga-Soatá. El 16 de julio de 2022 el Papa Francisco lo nombra obispo para la Diócesis de Málaga Soatá

Mié 27 Jul 2022

Monseñor Mario Álvarez nuevo administrador apostólico de Quibdó

La Nunciatura Apostólica en Colombia comunicó este miércoles 29 de junio, que el Papa Francisco nombró como administrador apostólico de la diócesis de Quibdó, mientras la sede episcopal se encuentre vacante, a Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez, actual obispo de la Diócesis de Istmina - Tadó. Su nombramiento se dio luego de la designación y posesión canónica de monseñor Juan Carlos Barreto Barreto, como obispo de la Diócesis de Soacha, quien sirvió con su ministerio episcopal durante casi una década en la Diócesis de Quibdó. Esta elección se hizo mediante decreto expedido por la Congregación para los Obispos, donde se señala que se designa un administrador apostólico de la Iglesia Particular antes mencionada, hasta que cese la vacante de la sede episcopal, tras la elección de un nuevo obispo. Monseñor Álvarez Gómez, asumirá el cargo este jueves 30 de junio en la Catedral San Francisco de Asís de la Diócesis de Quibdó. BIOGRAFÍA Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez nació en Palmira – municipio de Medellín, en territorio de la diócesis de Santa Rosa de Osos, el 19 de octubre de 1959. Cursó sus estudios primarios en Palmitas, su pueblo natal, y en el Seminario Menor Diocesano de Santa Rosa de Osos obtuvo el bachillerato académico. Inmediatamente después, pasó al Seminario Mayor de Santa Rosa de Osos y allí cursó la filosofía y la teología. Fue ordenado sacerdote el 19 de noviembre de 1985 y fue incardinado en la diócesis de Santa Rosa de Osos. Posteriormente se especializó en la Universidad Gregoriana en Roma, donde en 1993, obtuvo la licenciatura en teología bíblica. En el curso de su ministerio presbiteralha recibido los siguientes cargos: Vicario parroquial de Entrerríos (1985-1987); Profesor en el Seminario Menor Diocesano (1987-1989); Prefecto de Disciplina en el Seminario Menor (1988); Administrador parroquial en El Brasil (1989-1990); Profesor de Filosofía y Lenguas en el Seminario Mayor (1990); Estudios de teología bíblica en Roma (1990-1993); Profesor en el Seminario Mayor Diocesano (1994-1995); Vicario general de la diócesis de Santa Rosa de Osos (1995-2000); Vicario de Pastoral en la misma diócesis (1997-2000); Rector del Seminario Mayor Diocesano (1999-2003); Párroco en San Pedro de los Milagros (2003-2008); Párroco en la Catedral de Santa Rosa de Osos (2009-2010); Director de las Obras Misionales Pontificias de Colombia (2010 - 2018). El 3 de febrero de 2018 Su Santidad, el Papa Francisco, lo nombró como obispo de Istmina-Tadó. el 3 de marzo del mismo año fue su ordenación episcopal. El 29 de junio de 2022 Su Santidad, el Papa Francisco, lo nombró como administrador apostólico de la Diócesis de Quibdó.

Mar 26 Jul 2022

Un viaje de reconciliación con los indígenas tendrá el Papa Francisco en Canadá

El Papa Francisco, llegó este domingo 24 de julio a Canadá, viaje que se extenderá hasta el 30 de julio, durante su recorrido visitará las ciudades de Edmonton, Quebec e Iqaluit, en estos lugares se reunirá con miembros de grupos indígenas canadienses, protagonistas de este viaje papal. Representantes de las First Nations, Metis e Inuit, las realidades indígenas reconocidas por el gobierno canadiense, ataviados con trajes tradicionales, fueron los encargados de dar la bienvenida al Pontífice con un canto ritual interpretado a coro. El lema del viaje del Santo Padre es “Caminando juntos” y el Papa Francisco ha dicho que esta es “una peregrinación penitencial, que espero, con la gracia de Dios, pueda contribuir al camino de sanación y reconciliación ya emprendido”, especialmente con los pueblos indígenas, resaltó. "Caminando juntos" El mensaje de reconciliación, de disculpa, de perdón y de consuelo, que Francisco trae a esta tierra, quiere dirigirse a todas las realidades de la sociedad canadiense en un camino que necesariamente debe hacerse en conjunto. Y este es precisamente el tema elegido para el viaje: "Marcher Ensamble - Walking together", expresado en las dos lenguas oficiales del país. Un viaje que también realizaron juntos en el Vaticano el pasado mes de abril. Tras los saludos de las autoridades civiles y religiosas, el Papa se trasladó al Seminario de San José, donde permanecerá los primeros días de este viaje. La agenda de hoy ha estado marcada así: la visita a los indígenas en las reservas de Maskwacìs, a 100 kilómetros al sur de Edmonton; un nuevo encuentro con los indígenas en la iglesia del Sagrado Corazón en presencia de la comunidad parroquial. En el marco de su 37º viaje apostólico a Canadá, el próximo 28 de julio, el Papa Francisco rezará en la Catedral de Nuestra Señora (Notre Dame) en Quebec, ante la tumba de San Francisco de Laval, primer Obispo de Quebec, allí también serán expuestas las reliquias de algunos santos canadienses. El 3 de abril de 2014 el Papa Francisco inscribió a San Francisco de Laval al catálogo de los santos junto a la hermana María de la Encarnación, considerada la Madre de la Iglesia Católica en ese país. El Papa Francisco es el segundo Pontífice en visitar Canadá después de los tres viajes que realizó San Juan Pablo II en 1984, 1987 y 2002. Fuente: Vatican News

Mar 26 Jul 2022

¡A nuestros abuelos y mayores!

Por: Mons. Carlos Arturo Quintero Gómez - Hoy, cuarto domingo del mes de julio, celebra la Iglesia la segunda Jornada mundial de los abuelos y los mayores, instituida por el Papa Francisco, en audiencia del 31 de mayo del 2021, recordándonos la importancia del ‘nosotros’ para construir esta humanidad; coincide esta celebración con la cercanía de la fiesta de los santos Joaquín y Ana, padres de la Santísima Virgen María, abuelos de Jesús. Comienza esta Jornada con el versículo 15 del salmo 92: “En la vejez seguirá dando fruto”. Esta aclamación viene muy bien en estos tiempos de crisis, en que constatamos la presencia de miles de abuelos abandonados, abuelos que viven sin esperanza, abuelos ignorados por sus familias y desatendidos, reducidos a una cama esperando la muerte en sus lechos de enfermos, lejos del amor de familiares y amigos. En el mensaje, el Papa nos recuerda que ‘la ancianidad a muchos les da miedo. La consideran una especie de enfermedad con la que es mejor no entrar en contacto’. Quizás nunca nos hemos percatado de una realidad: todos vamos envejeciendo; los seres humanos hoy hacen un gran culto al cuerpo, dedican largas horas al gimnasio, se inventan el elixir de la eterna juventud, bótox para curar las arrugas y embellecer los rostros; tanto hombres y mujeres se hallan en el mismo camino con la intención de combatir la vejez como si envejecer fuera un delito, una enfermedad o un fantasma del que hay que huir. Estamos asistiendo al espectáculo de un mundo que se ha ido sumergiendo en la ‘cultura del descarte’, que como menciona el Papa, se trata de una ‘mentalidad que, mientras nos hace sentir diferentes de los más débiles y ajenos a sus fragilidades, autoriza a imaginar caminos separados entre “nosotros” y “ellos”. Pero, en realidad, una larga vida —así enseña la Escritura— es una bendición, y los ancianos no son parias de los que hay que tomar distancia, sino signos vivientes de la bondad de Dios que concede vida en abundancia. ¡Bendita la casa que cuida a un anciano! ¡Bendita la familia que honra a sus abuelos!’ La ancianidad no es un castigo de Dios, es una hermosa etapa de la vida y cuánta bendición para nuestros ancianos y abuelos que han tenido la dicha de transmitir la fe a sus nietos ante la ausencia de sus progenitores y convertirse en ‘alcahuetes’ al hacerse niños con los niños. Los abuelos son el signo de la presencia y del amor de Dios en su profundidad; ellos son el símbolo de la ternura; sus canas nos recuerdan el trabajo, el sacrificio de la vida y la sabiduría. Sus pasos lentos e inseguros evidencian el peso de los años; las arrugas y el hablar pausado, incoherente y confuso muestra que las enfermedades, las dolencias y el tiempo dejan su huella, pero, el corazón puede mantenerse joven. De esta manera, podemos entender las palabras del Papa: ‘La ancianidad, en efecto, no es una estación fácil de comprender, tampoco para nosotros que ya la estamos viviendo. A pesar de que llega después de un largo camino, ninguno nos ha preparado para afrontarla, y casi parece que nos tomara por sorpresa’. De ahí que hay que dar impulso a la revolución de la ternura, recurriendo al camino de la oración, valorando la Palabra de Dios y la compañía de los hermanos. Tenemos que preocuparnos por madurar y ser conscientes del cuidado de nuestros mayores; desde esta columna quiero invitarles a todos a consentir a los abuelos, a dedicarles el mejor tiempo, a tener la capacidad para sentarse a escucharles, no importa si repiten las historias; mirarles a los ojos, dejar sentir su pasión por lo que hicieron y aprendieron, verles sonreír, secar sus lágrimas, las que derraman por sus dolores y por nuestros sufrimientos; contemplarles en su enfermedad, doblegarse ante sus travesuras, extasiarse ante sus ocurrencias y disfrutar de sus chistes de antaño, aunque no los entendamos. Los abuelos y nuestros mayores son realmente un tesoro digno de conservar; no son piezas de museo ni deben ser ni estar en nuestros hogares como si fueran porcelanas decorativas; que tengan en casa el mejor trato, vivan dignamente, su habitación sea una suite de caricias y de mimos; se sientan como reyes y reinas a quienes sirvamos con alegría; que sus resabios y caprichos sean bálsamo de bondad y felicidad; que sus rostros se vean embellecidos con nuestros abrazos, los besos y las sonrisas, que su vida y sus historias puedan llegar a ser luz y faro de lo que será nuestra vida. Gracias a Dios por nuestros abuelos y mayores +Carlos Arturo Quintero Gómez Obispo de Armenia

Vie 22 Jul 2022

Los abuelos, protagonistas de la vida de nuestras comunidades

El próximo domingo 24 de julio, se celebra la Segunda Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores 2022, convocada por el Papa Francisco, donde nos invita a tener especial atención hacia los abuelos y personas mayores; ya que su presencia no es excepcional, sino un hecho constatado en la sociedad. Por la misma razón, el Pontífice hace un llamado en la práctica pastoral de las comunidades eclesiásticas, a valorarlos, contar con su presencia, oración, servicio y por supuesto a no descartarlos. El versículo del salmo 92 “En la vejez seguirán dando fruto”, (v.15). Es una buena noticia, un verdadero evangelio que se puede anunciar al mundo con ocasión de esta Jornada. Es así, que dentro del marco de esta celebración, el Servicio para el Desarrollo Humano Integral de la Arquidiócesis de Bogotá, realizó un Triduo para la II Jornada Mundial de los abuelos y de los mayores, que permitirá enriquecer la perspectiva y nuestra comprensión sobre las condiciones y el llamado de vida de quienes están viviendo la ancianidad frente a la amenaza del descarte. En este triduo se invita a todos los fieles a orar por las personas mayores que permanecen en el aislamiento, la enfermedad o el abandono; a reconocer su situación actual en nuestros entornos eclesiales y a disponernos para acercarnos a ellas con la sensibilidad, el corazón y la generosidad del Buen Samaritano, de modo que se sientan incluidas, atendidas y valoradas gracias al tesoro que aporta su existencia. Este encuentro y celebración estará acompañado por un signo concreto de solidaridad, para el cual se propone invitar a las personas mayores a las parroquias y otros espacios eclesiales con el propósito de reconocer su presencia y aporte a la evangelización, compartiendo con ellos un alimento y un mensaje o recordatorio. Para lograr estos propósitos podrá descargar a continuación, un subsidio litúrgico, con las propuestas de oración y el taller de sensibilización: Descargar SUBSIDIO AQUÍ Llamado desde la Conferencia Episcopal de Colombia Así mismo, la Conferencia Episcopal de Colombia-CEC, a través del Departamento de Estado Laical y Juventud, con su directora la hermana Arelis Gaviria Montoya, nos hace un llamado para acompañar, valorar, respetar, y brindar amor incondicional a los abuelos y mayores en las familias, en las comunidades parroquiales, en la sociedad “Ellos son nuestras raíces, no los debemos olvidar” afirma, la hermana Arelis, licenciada en educación con énfasis en Tecnología e Informática de la universidad Luis Amigó. Sor Arelis pertenece a la comunidad de las Hermanas Franciscanas Misioneras del Niño Jesús, nació el 20 de octubre de 1979, en el municipio de Yolombó, Antioquia, tiene 42 años de edad, fue nombrada por los Obispos de Colombia, en la pasada Asamblea de Julio de 2021, como la primera religiosa en ocupar este cargo en la CEC. Fuente: Oficina de comunicaciones de la Arquidiócesis de Bogotá VEA LA ENTREVISTA con la hermana ARELIS GAVIRIA: