Pasar al contenido principal

SISTEMA INFORMATIVO

Consejo Episcopal Latinoamericano clausura su 38ª Asamblea General

Vie, 21/05/2021 - 13:41 editorCEC1

Tags: consejo episcopal latinoamericano celam restructuración celam monseñor miguel cabrejos sínodo obispos

Se ha clausurado este viernes, 21 de mayo, la 38ª Asamblea General del Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM, celebrada de forma virtual desde el pasado martes, 18 de mayo. En sus palabras finales, su presidente, Mons. Miguel Cabrejos, destacaba la pasión por evangelizar, algo muy presente en la reflexión del Papa Francisco, como elemento importante, que debe estar presente en la Iglesia latinoamericana.

Nuevo Sínodo de los Obispos
Siguiendo el esquema presente en cada una de las sesiones, Mons. Rogelio Cabrera conducía la oración inicial, en la que, a partir de la figura de Pedro, reflexionaba sobre la importancia del amor en la vida de todos los bautizados y de la propia Iglesia.

El día comenzaba con la novedad anunciada por la Santa Sede este 21 de mayo, la convocatoria del nuevo Sínodo de los Obispos, que tiene por tema “Por una Iglesia Sinodal: comunión, participación y misión”, a lo que se refería Mons. Miguel Cabrejos, que presentaba los puntos más importantes, subrayando la importancia de la escucha a la totalidad de los bautizados. Se trata, según el presidente del CELAM, de “un Sínodo con una metodología inédita”, donde podemos decir que se ven muchas marcas presentes en la Iglesia latinoamericana y caribeña. En ese sentido, el presidente del episcopado peruano, señalaba que este Sínodo será el cuarto eje del CELAM, que apoyará a nivel continental el desarrollo del próximo sínodo.

Reforma de los Estatutos
La Asamblea ha aprobado la convocatoria de una asamblea extraordinaria el 20 y 21 de julio para estudiar la cuestión económica y la renovación de los estatutos. No podemos olvidar que la reforma de los Estatutos del CELAM, vigentes desde 2009, fue un encargo hecho a la presidencia en Tegucigalpa, algo que se está llevando a cabo con la ayuda de una comisión jurídica, formada por diez personas, que inició sus trabajos en noviembre de 2020, que está coordinada por el padre Marcelo Gidi, que hacía una presentación de los trabajos de la comisión.

La reforma de los Estatutos quiere ser un proceso que busca caminar en eclesialidad, comunión, colegialidad y sinodalidad, que sea generadora de procesos, de propuestas y de articulaciones eclesiales y sociales, llevadas a cabo a través de servicios ágiles y simplificados, con estructuras descentralizadas, buscando poner las bases de una Iglesia sinodal, para transitar de una colegialidad episcopal a una colegialidad sinodal.

El padre Gidi presentaba a la asamblea los principios rectores de esa reforma, que tiene como base la naturaleza episcopal y quiere caminar en la dirección de los desafíos evangelizadores del continente: renovación de la evangelización, renovado compromiso misionero participativo y afrontar los desafíos. Todo ello sustentado en principios rectores eclesiológicos, dinámica misionera, comunión, colegialidad, corresponsabilidad episcopal, sinodalidad y efectiva participación bautismal, y organizacionales: episcopalidad, decisionales-consultivos, agilidad, simplificación, descentralización, transparencia y rendición de cuentas y transversalidad. Se han dado una serie de pasos, pero todavía queda un camino a recorrer, pasos que serán dados dentro del proceso de renovación y reestructuración del CELAM.

Asuntos económicos y mensajes de la Asamblea
Tras el diálogo sobre la reforma de los estatutos, Mons. Rogelio Cabrera presentaba una reflexión sobre los asuntos económicos del CELAM, haciendo ver que está llevando a cabo una profesionalización del Área de Administración y Finanzas en orden a la Renovación y Reestructuración pastoral del CELAM. El Consejo de Asuntos Económicos hacía una presentación del estado de cuentas de la entidad, tras la cual el padre David Jasso mostraba los pasos que están siendo dados hacia la construcción de un modelo de Gestión Administrativo-Financiera del CELAM, que busca profesionalizar, institucionalizar y rendir cuentas de forma transparente.

La 38ª Asamblea General del CELAM ha escrito tres mensajes, al Papa Francisco, a las Conferencias Episcopales de Latinoamérica y el Caribe, y al Pueblo de Dios, en los que se recogen los elementos presentes en la reflexión a lo largo de los cuatro días. El contenido, que será dado a conocer una vez llevadas a cabo las últimas reflexiones, muestra lo vivido por el CELAM en los últimos años, fruto de un intenso itinerario de discernimiento, en clave de sinodalidad. También recoge la realidad que viven los pueblos del continente, profundamente marcada por la pandemia del Covid-19, ante la que el CELAM quiere ofrecer una palabra de esperanza.

Asamblea 2023 en Puerto Rico
Tras decidir que la próxima Asamblea General del CELAM tendrá lugar en Puerto Rico, donde estaba prevista esta 38ª que hoy se ha encerrado, se presentaba una síntesis lo vivido a lo largo de los cuatro días de asamblea. Mons. Elkin Fernando Álvarez, Mons. Paulo Cezar Costa y Mons. Alfonso Miranda, han hecho un relato desde los diálogos llevados a cabo entre los obispos participantes, remarcando así los puntos fundamentales presentes en la reflexión de los prelados.

El CELAM encerraba su asamblea pidiendo al Espíritu Santo, en las palabras del cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, un aprendizaje del discernimiento, recurriendo a todos los dones con los cuales nos ha dotado desde el nacimiento. El purpurado pedía dejarse recrear, y así encontrar la belleza de los orígenes, dejarse impregnar del olor de las ovejas para después esparcir en nuestra América Latina el buen olor de Cristo, asumir que podemos elegir a Dios por que desde y para siempre hemos sido elegidos en el Hijo por el Padre en la efusión de Espíritu. El arzobispo de Tegucigalpa hacía un llamado a continuar el proceso de conversión decididamente misionera que ha estado viviendo la Iglesia en el Continente y pedía la iluminación del Espíritu en la preparación de la Asamblea Eclesial.

Los cinco ejes del CELAM
En la rueda de prensa final, Mons. Cabrejos, recordando sus palabras de clausura de la Asamblea, agradecía la participación de todos los que han hecho parte de la asamblea y el voto de confianza para proseguir en el camino de renovación y reestructuración, presentando los 5 ejes pastorales presentes en la vida del CELAM: la Renovación y Reestructuración, la Conferencia Eclesial de la Amazonía – CEAMA, asumir la escucha en la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, colaborar en la preparación del Sínodo sobre la Sinodalidad, y la culminación de la nueva sede del CELAM.

Ha sido una asamblea en la que en palabras de Mons. Rogelio Cabrera, “hemos caminado al ritmo del Papa Francisco”, que insistía en que “el CELAM está en comunión teológica y pastoral con la Iglesia universal”, algo experimentado en la asamblea. El presidente del Consejo de Asuntos Económicos, afirmaba que, en el CELAM, “somos conscientes de que los recursos que tenemos vienen del bolsillo de los fieles”, destacando 3 criterios para usar esos recursos: solidaridad, transparencia, austeridad.

El Espíritu sigue urgiendo caminos de renovación
Partiendo de la idea de que “es el Espíritu el que sigue urgiendo a la Iglesia del continente por caminos de renovación”, la hermana Liliana Franco destacaba que estamos ante un proceso que “tiene su abrigo en la sinodalidad y sus raíces en esa certeza de que todos nosotros somos Pueblo de Dios”. La presidenta de la CLAR dice haber vivido la asamblea con “la sensación de que ningún temor puede paralizar la acción del Espíritu”, insistiendo en que “en el espíritu sinodal, no se disuelven las identidades, ni las vocaciones”, y sí que “en el espíritu sinodal cada vocación alcanza su plenitud”, teniendo claro que desde cada vocación somos “todos convocados a ese más de la comunión eclesial”.

La religiosa ve necesario que eso se exprese en opciones, caminar juntos, actitudes, apertura y escucha, y medios, participación real y activa. En su opinión, “eso nos hará más creíbles, facilitará más en este hoy del continente esa acción evangelizadora y también transformadora de la Iglesia para hacerla más encarnada y más participativa”. También destacaba el ambiente fraterno, lo que le confirma “en el valor de los procesos y de la construcción colectiva”, viendo la continuidad del proceso de renovación como un sí de los obispos a la vida, que permite no quedarse “en el lugar de la inercia, de las repeticiones”, muchas veces fruto de ideologías.

Pastores que no se dejan paralizar por los temores
Un sí que “ensancha la mirada, exige ver con otros, posibilita seguir caminando al ritmo del Espíritu, con conciencia de proceso y de sinodalidad”. La presidenta de los religiosos de América Latina y del Caribe afirmaba que “tenemos pastores que no se dejan paralizar por los temores y que se atreven a la tan necesaria transformación”. En ese caminar, destacaba el llamado recibido por la vida religiosa a ser místicos, profetas y misioneros, enfatizando “la importancia de aportar nuestro granito de arena en la construcción eclesial”.

En referencia al Sínodo convocado por el Papa Francisco, Mons. Miguel Cabrejos destacaba que el CELAM ha sido convocado a colaborar en él de modo especial, para que se organice la preparación a nivel continental. En ese sentido, la hermana Liliana decía sentir que “la sinodalidad no está siendo un transversal en la Iglesia, sino que está siendo un vertebral”. Según la religiosa, “hoy nació algo nuevo, y nació en la Secretaría del Sínodo de los Obispos”, destacando “la importancia del método en los procesos sinodales, y que en el método tenemos que privilegiar la escucha”. Se trata de un proceso a dos años en el que van a tener una voz protagónica las Iglesias de base, las Iglesia diocesanas, cada continente y a nivel universal, lo que muestra que “nos hemos tomado muy en serio que la sinodalidad es el modo de ser y estar en la Iglesia en este momento”, lo que requiere de un método que favorezca la escucha, la participación y la toma de decisiones.

Tomado de: Prensa CELAM

[icon class='fa fa-download fa-2x'] Descargar comunicado[/icon] 

 

 

Compartir

Más noticias de Iglesia en el mundo
VER TODO

Sáb 3 Sep 2022

Este domingo 04 de septiembre será beatificado Juan Pablo I

Este domingo, 4 de septiembre, 3:30 a.m. hora de Colombia (10:30 am hora de Roma), el Papa Francisco presidirá en la Plaza de San Pedro, la ceremonia de beatificación de uno de sus predecesores, Juan Pablo I, quien pasó a la historia como el Papa de los 33 días de pontificado, o más conocido como el "Papa de la sonrisa". Con ello se convertirá en el quinto pontífice del siglo XX que llega a los altares, después de Pío X, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II. El Papa Juan Pablo I fue declarado Siervo de Dios por su sucesor, Juan Pablo II, el 23 de noviembre de 2003, el primer paso en el camino a la santidad. El Papa Francisco confirmó sus virtudes heroicas el 8 de noviembre de 2017 y le proclamó Venerable. Su nombre de pila, Albino Luciani nació el 17 de octubre de 1912, en Forno di Canale, hoy Canale d’Agordo, Italia. Hijo de un fabricante de vidrio, quedó huérfano de madre a los diez años de edad; el padre, Giovanni Luciani, contrajo segundas nupcias con una mujer muy devota que sería determinante en la vocación religiosa del niño. El milagro aprobado por el jerarca de la Iglesia católica, paso necesario para la beatificación, se dio el 13 de octubre de 2021, con la curación extraordinaria de una niña argentina de once años que padecía una forma grave de encefalopatía, ella según dice el Vaticano, estaba agonizando, pero que gracias a las oraciones al pontífice italiano se curó milagrosamente un 23 de julio de 2011. Conozca más detalles de la beatificación del Papa Juan Pablo I AQUÍ

Mié 31 Ago 2022

Catequesis del Papa: El discernimiento es agotador pero indispensable para la vida

En la Audiencia General de este miércoles 31 de agosto, el Papa Francisco dio inicio a un nuevo ciclo de catequesis, donde reflexionará sobre el tema del discernimiento. Conocimiento, experiencia, afecto, voluntad son algunos de los ingredientes que caracterizan esta piedra angular de la espiritualidad ignaciana que requiere una relación filial con Dios. Las condiciones para hacer una buena elección Francisco parte de la base de que "discernir es un acto importante que concierne a todos, porque las elecciones son una parte esencial de la vida. Las acciones cotidianas son básicamente el resultado de una elección, más o menos fundamental: se elige una comida, un vestido, una carrera, un trabajo, una relación". En todo esto -dice el Papa- se realiza un proyecto de vida, y también nuestra relación con Dios. “Es precisamente a algunas imágenes tomadas de la vida ordinaria y relatadas en los Evangelios a las que el Pontífice hace referencia: los pescadores que seleccionan los peces buenos y descartan los malos; el comerciante que sabe identificar, entre muchas perlas, la de mayor valor; el agricultor que en el campo encuentra algo que resulta ser un tesoro”. El discernimiento se presenta como un ejercicio de "inteligencia", "experiencia" y también de "voluntad", para aprovechar el momento favorable: son condiciones para hacer una buena elección. Y también hay un coste necesario para que el discernimiento sea operativo. A la luz de los ejemplos citados, el Papa señala que no es posible delegar una elección en otros, ya que cada elección es propia, y habla de "situaciones inesperadas, no previstas, en las que es esencial reconocer la importancia y la urgencia de una decisión que hay que tomar". El buen discernimiento produce alegría Favorecer el encuentro entre lo temporal y lo eterno es lo que es el discernimiento en pocas palabras, dice Francisco. El Evangelio -añade el Papa- sugiere otro aspecto importante del discernimiento: implica los afectos. Insiste en el hecho de que quien ha encontrado el tesoro no siente la dificultad de venderlo todo, tan grande es su alegría, como relata el evangelista Marcos (cf. Mt 13,44) utilizando un término que expresa "una alegría totalmente especial, que ninguna realidad humana puede dar". En el Juicio Final, Dios obrará el discernimiento hacia nosotros. Las imágenes del agricultor, el pescador y el mercader son ejemplos de lo que ocurre en el Reino de los Cielos, un Reino que se manifiesta en las acciones ordinarias de la vida, que nos exigen tomar posición. Por eso es tan importante saber discernir: las grandes elecciones pueden surgir de circunstancias que a primera vista parecen secundarias, pero que resultan ser decisivas. Aquí el Papa recuerda el primer encuentro de Andrés y Juan con Jesús, que surgió de una simple pregunta: "Rabí, ¿dónde vives?" - "Vengan a ver". Un intercambio muy breve que, sin embargo, es "el comienzo de un cambio que marcará toda una vida". La invitación de Dios a evaluar y elegir El conocimiento, la experiencia, el afecto, la voluntad son algunos de los elementos indispensables del discernimiento, vuelve a subrayar el Papa Francisco, que se ampliará en las catequesis de los miércoles. El discernimiento -como he dicho- implica un esfuerzo. Según la Biblia, no encontramos ante nosotros, ya empaquetada, la vida que hemos de vivir. Dios nos invita a evaluar y elegir: nos ha creado libres y quiere que ejerzamos nuestra libertad. Por lo tanto, discernir es un reto. Aquí el Papa repite que Dios quiere que seamos hijos, no esclavos, quiere que seamos libres. “A menudo hemos tenido esta experiencia: elegir algo que nos parecía bueno y en cambio no lo era. O saber cuál era nuestro verdadero bien y no elegirlo. El hombre, a diferencia de los animales, puede equivocarse, puede no querer elegir correctamente”. “Dios da al hombre una instrucción precisa: si quieres vivir, si quieres disfrutar de la vida, recuerda que eres una criatura, que no eres el criterio del bien y del mal y que las elecciones que hagas tendrán una consecuencia, para ti, para los demás y para el mundo (cf. Gn 2,16-17); puedes hacer de la tierra un magnífico jardín o puedes convertirla en un desierto de muerte. Una enseñanza fundamental: no es casualidad que sea el primer diálogo entre Dios y el hombre”. Para aprender a vivir hay que aprender a amar Aquí es donde entra en juego el entrenamiento en una sana y constante introspección personal y una relación íntima y confiada con el Señor, para descubrir esa magia de la memoria ignaciana, ese más en el amor que se puede generar precisamente a través del buen discernimiento. Todo en la conciencia de ser llevado de la mano, con la ayuda del Espíritu, para ser invocado siempre en cada viaje hacia las elecciones: "El discernimiento es agotador pero indispensable para vivir. Requiere que me conozca a mí mismo, que sepa lo que es bueno para mí aquí y ahora. Sobre todo, requiere una "relación filial con Dios". Dios es Padre y no nos deja solos, siempre está dispuesto a aconsejarnos, a animarnos, a acogernos. Pero nunca impone su voluntad. ¿Por qué? Porque quiere ser amado y no temido. Y el amor sólo se puede vivir en libertad. Para aprender a vivir hay que aprender a amar, y para ello es necesario discernir", concluye el Pontífice. Fuente: Vatican News

Lun 29 Ago 2022

Nunciatura Apostólica reconoce y agradece esfuerzos de la Comisión de la Verdad

Este lunes 29 de agosto, la Nunciatura Apostólica de Colombia, presidida por monseñor Luis Mariano Montemayor, envió un mensaje dirigido a todos los miembros de la Comisión de la Verdad, en el que agradece a este organismo el arduo trabajo realizado durante más de tres años, que hoy se ve reflejado en el Informe Final “Hay futuro, si hay verdad”. “La Nunciatura Apostólica en Colombia tiene el honor de hacer conocer a la opinión pública colombiana su más profundo reconocimiento al Revdo. Padre Francisco de Roux, SJ, a los Comisionados y a todo el personal de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, por su inmenso esfuerzo de escucha colectiva y su gran contribución a la reconciliación nacional”. En la misiva, también se reconoce que el legado y compromiso que deja el trabajo de esta Comisión, servirá de inspiración para el esfuerzo que ha de seguirse haciendo en aras de buscar caminos de paz y reconciliación en Colombia. DESCARGAR COMUNICADO

Lun 22 Ago 2022

El Papa Francisco llamó a “un diálogo abierto y sincero” en Nicaragua

Al concluir el rezo del ángelus de este domingo 21 de agosto, el papa Francisco se refirió a Nicaragua donde el régimen de Daniel Ortega ha intensificado su hostigamiento y persecución contra la Iglesia católica de este país. En su mensaje el obispo de Roma afirmó que se mantiene cercano a la preocupante situación que se vive en Nicaragua, realidad que toca a personas e instituciones, por lo que llamó a un diálogo abierto y sincero. "Sigo de cerca, con preocupación y dolor, la situación que se ha creado en Nicaragua y que implica a personas e instituciones. Quiero expresar mi convicción y mi deseo de que, por medio de un diálogo abierto y sincero, se puedan encontrar las bases para una convivencia respetuosa y pacífica. Pidamos al Señor, por intercesión de la Purísima, que inspire en el corazón de todos tal concreta voluntad". Perseverar en la oración por Ucrania Así también, en su reflexión el Pontífice invitó a “perseverar en la cercanía y en la oración por el querido pueblo ucraniano, que está sufriendo una inmensa crueldad".