Pasar al contenido principal

La iglesia en Colombia

Lun 4 Jul 2022

Obispos lamentan tragedia en centro penitenciario de Tuluá

En un comunicado, los obispos de Colombia lamentaron el incendio ocurrido en el pabellón 8 del centro penitenciario de Tuluá, Valle del Cauca, donde murieron 52 personas que estaban privadas de la libertad y otras decenas más resultaron heridas. “Los obispos, en nombre de los católicos de Colombia, lamentamos la pérdida de estas vidas humanas en circunstancias tan dolorosas y le expresamos a sus familiares nuestra cercanía en este momento que conjuga dos dramas: el primero, la realidad, de por sí triste, de tener un integrante de la familia privado de la libertad; el segundo, la imposibilidad de verlos nuevamente en casa y reintegrados a la sociedad”, señala la misiva. Igualmente, hicieron un llamado a las autoridades carcelarias del país, para que se vele, acompañe y promueva el respeto por la vida de los internos, así también, se trabaje en programas que permitan la resocialización de los privados de la libertad. Asegurando que, ellos tienen el derecho como cualquier persona que haya cometido un delito a rehabilitarse. Finalmente, pidieron la intercesión de la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de Las Mercedes, por la protección de los presos y el fortalecimiento de la labor pastoral y misionera que realizan los capellanes, religiosas y fieles laicos al interior de las cárceles. Descargar COMUNICADO

Lun 4 Jul 2022

Obispo de Buga expresa su solidaridad con familiares de víctimas en cárcel de Tulua

Tras la trágica cifra de 51 muertos y al menos 30 heridos, que deja un incendio en el centro penitenciario de Tulua - Valle, el obispo de la Diócesis de Buga, monseñor José Roberto Ospina Leongómez, ha expresado su cercanía y solidaridad a los familiares de quienes perdieron un ser querido o se encuentran en la lista de lesionados. “Con el corazón partido por la tragedia de la cárcel, quiero unirme a todas las familias, especialmente de los que han perdido a sus seres queridos en este motín, esta tragedia enluta a toda la sociedad colombiana, pero especialmente a nosotros aquí en el valle (…) quiero pedir oraciones a todos ustedes (familiares) orar por el eterno descanso de quienes han fallecido, que el Señor consuele y fortalezca a sus familiares”, expresó el jerarca. Llamado a la solidaridad Según el Inpec, la cárcel de Tuluá alberga a 1.267 reclusos, En el pabellón donde se presentaron los hechos había 180 internos entre sindicados y condenados de mediana seguridad. Tras la magnitud de los daños que pudo haber causado esta tragedia, el prelado animó a la solidaridad de los tulueños pidiendo la ayuda en especie como: frazadas, artículos de aseo personal, sábanas, entre otros. Para la entrega de las donaciones, la diócesis dispuso de los siguientes centros de acopio: parroquia de San Bartolomé, parroquia de la Medalla Milagrosa, parroquia del Perpetuo Socorro y la casa del mendigo en Buga. Llamó también la atención para que en todas las parroquias y arciprestazgos de la diócesis se recolecten estos elementos. En las próximas horas, el prelado estará presidiendo las honras fúnebres de algunos de los internos que fallecieron durante el incendio. Versión de los hechos Según el general Tito Castellanos, director del Inpec, todo empezó con una riña entre los propios privados de la libertad. Cuando los miembros del Inpec trataron de controlar el enfrentamiento, comenzaron a prenderles fuego a sus propios colchones. El director del Inpec aseguró que hubo un “efecto cascada” y las llamas se propagaron rápidamente por el pabellón 8.

Lun 4 Jul 2022

Primer foro: Cultivos de uso ilícito región suroccidente

Con la presencia de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Popayán, el próximo 29 de junio de 8:00 a.m. – 1:30 p.m. se realizará en esta ciudad el primer foro: Cultivos de uso ilícito, con el tema: Dinámicas, impactos y retos en la Región Suroccidente. Monseñor Omar Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán será el encargado de hacer la apertura a este evento, donde se tendrán conferencias sobre el contexto internacional y nacional del problema de los cultivos de uso ilícito, narcotráfico y consumo; además, un conversatorio regional, moderado por monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo de la Diócesis de Pasto, donde participarán los gobernadores del Cauca y Nariño, las Alcadesas de Timbiquí y Tumaco, representantes de la Escuela Alto Gobierno- ESAP, Federación de cooperativas de ECOMUN y la Senadora electa por circunscripción especial indígena, Aida Marina Quilcué Vivas. La Provincia Eclesiástica de Popayán, la conforman: la Arquidiócesis de Popayán, las Diócesis de Pasto, Ipiales y Tumaco; y los Vicariatos Apostólicos de Guapi y Tierradentro. El evento que se realizará de manera presencial en el auditorio del Colegio Champagnat en la Carrera 9 # 5N-51 Barrio Modelo de Popayán, Cauca, tambiénpodrá seguirse por el Facebook Live @Episcopadocol

Lun 4 Jul 2022

Obispo de El Espinal cercano con víctimas de la tragedia en plaza de toros

En una entrevista concedida al portal Aleteia, el obispo de la Diócesis de El Espinal, Miguel Fernando González Mariño, expresó su dolor y cercanía a las familias que este domingo 26 de junio, se vieron afectadas por el desplome de una tribuna durante la corraleja que se adelantaba en el marco de las festividades de San Pablo. En medio de las fiestas culturales el fin de semana de San Juan, se cayó una rústica plaza de toros en la población de El Espinal. Hay cerca de 300 heridos y según los organismos de socorro podían ser más de cuatro los fallecidos. El obispo Miguel Fernando González llevó consuelo a las víctimas y ofreció su testimonio a Aleteia. as imágenes en video son impresionantes. Las mismas muestran el momento en que se desplomó una parte de la gradería de madera desde las que miles de personas disfrutaban las fiestas de toros al mediodía del pasado domingo, en el municipio de El Espinal, al centro de Colombia. Los asistentes y las autoridades admiten que ha podido ser peor. El fin de semana se celebraba en la región la festividad de San Juan y organizaron diversas actividades culturales, entre las cuales estaban las llamadas corralejas. En ese sitio, expertos y aficionados lidian toros en el centro de las rústicas estructuras. Más de 300 personas resultaron heridas y las autoridades informaron que cuatro habían fallecido. En medio del dolor y la desesperación, el obispo Miguel Fernando González llevó consuelo y acompañamiento espiritual a las víctimas. “Me uno al dolor y la pena de las familias por la pérdida de los seres queridos. Aquí murieron los más frágiles, los niños y los adultos mayores. Hice presencia en el hospital y en los próximos días celebraremos una misa especial en la catedral”, dijo González en diálogo telefónico con Aleteia. Escenas de gran sufrimiento El obispo se encontraba celebrando la misa de clausura del Año de las Familias en el Santuario Nacional de Carmen de Apicalá cuando fue informado de la tragedia e inmediatamente se dirigió al hospital de El Espinal. “Encontré una situación caótica con gran cantidad de heridos y asistí en un primer momento a una pareja de esposos jóvenes que perdieron a su hijo de un año y dos meses de nacido, fue realmente muy doloroso. Pude consolar, dar el sacramento de la unción a quienes lo necesitaban y llevar un mensaje de aliento”, contó el obispo. También asistió a una mujer de 40 años, muy impactada, que había invitado a su mamá a disfrutar de la fiesta y lamentablemente había muerto durante el desplome de las graderías. Muy angustiada, la hija se preguntaba qué hacer, porque su mamá era todo para ella. Al ser una fiesta a la que acuden las familias, también hubo muchos niños afectados y varios quedaron sin sus padres, pero voluntarios inmediatamente cuidaron de ellos. El obispo aseguró que en medio de tanto dolor surgió una gran solidaridad. Llegaron al sitio profesionales de la medicina y ambulancias de pueblos cercanos porque el hospital de El Espinal no fue suficiente. Inclusive un médico extranjero que había ido a disfrutar de las fiestas ofreció su ayuda. “Fue impactante ver cómo se pasó en pocos minutos del ambiente festivo a la tragedia, pero muy reconfortante comprobar que la generosidad y la caridad siempre están presentes, y se sienten más en pueblos pequeños como el nuestro”, dijo monseñor González. Una Iglesia presente El Espinal es un municipio de aproximadamente 75.000 habitantes. Cuenta con siete parroquias en el casco urbano, en el cual la iglesia siempre ha estado presente y más aún en situaciones como la vivida ayer domingo. “Como obispo estoy siempre cercano a los fieles y en esta ocasión me encontré con víctimas de diferentes realidades y creencias, unidos por el sufrimiento y deseosos de ayudarse unos a otros”. Para continuar con tradiciones muy arraigadas como las corralejas, en varios municipios de Colombia todavía se siguen construyendo estructuras inseguras como la que este domingo colapsó en El Espinal, donde hacía dos años no había corralejas por la pandemia. Una situación similar se presentó el 20 de enero de 1980, en la ciudad de Sincelejo, donde murieron 500 personas y más de 1.000 resultaron heridas. Con esta nueva tragedia, que ya tenía antecedentes, se va a revivir el debate sobre estas actividades. Fuente:Agencia ALETEIA

Lun 4 Jul 2022

Arquidiócesis de Bogotá avanza en el reconocimiento del terreno para la nueva siembra

Dando continuidad al proceso de reconocimiento, valoración de los frutos pastorales y proyección de la acción evangelizadora en la Arquidiócesis de Bogotá, el Consejo Episcopal se reunió en la parroquia Nuestra Señora de la Peña, en el barrio Los Laches, zona suroriental de la localidad de Santa Fe. En espíritu sinodal, desde la oración personal y comunitaria, dirigieron “la mirada hacía la ciudad en clave de heridas, pero también de valores o signos del Reino que está presente y actuando en esta realidad”, explicó monseñor Germán Medina, obispo auxiliar y vicario de evangelización de la Arquidiócesis. “Lo primero que hicimos fue mirar nuestras heridas, porque estamos convencidos que muchas veces nuestra mirada puede estar condicionada. Quisimos dejarnos mirar como Jesús nos mira para sanar; luego, dirigimos la mirada hacia la ciudad, reconociendo las heridas de nuestra gente, hacernos sensibles a estas heridas, mirarlas como Jesús las mira; pero también, descubrir los signos de la presencia de Dios en la ciudad y en la gente; finalmente, quisimos cerrar la experiencia reconociendo las señales de esa presencia del Señor y sembrarnos aquí, en este terreno que Él nos ha llamado a cultivar”, agregó. “Usamos la imagen del Nogal, que es el árbol nativo de Bogotá, que nos representa a cada uno de nosotros con el deseo de sembrarnos y en esa siembra dar posibilidad a un nuevo comienzo, transformar nuestra ciudad desde el Evangelio, así como el árbol transforma el paisaje, renueva este escenario que es nuestra ciudad”. Sobre la jornada, monseñor Daniel Arturo Delgado Guana, vicario episcopal territorial de San Pedro, destacó que “este ejercicio es una experiencia de encarnación de algo que no simplemente se pide hacer a las vicarías, sino que nosotros comenzamos por hacerlo vida”. Se refirió, además a la importancia de estas propuestas coherentes con una de las realidades “que más reclama el pueblo en este momento”: “Sentir que el Señor les acompaña y nosotros somos un signo de esa compañía (…) que implica compartir el mismo pan, estar sentados a la misma mesa, vivir las mismas realidades, no desde la distancia sino sintiendo con el pueblo”. En esta línea, monseñor Ricardo Pulido, vicario episcopal para el servicio del desarrollo humano integral, precisó que "en la medida que nos acercamos a las periferias descubrimos las necesidades. Las periferias no son solo tragedias, las periferias son también bondades y cuando nosotros venimos a estos lugares descubrimos que hay muchas necesidades, descubrimos que la Iglesia es sensible y que tenemos que seguir trabajando”. Finalmente, el padre Juan Rafael Rueda Carvajal párroco de Nuestra Señora de la Peña manifestó alegría por la presencia de los vicarios episcopales territoriales, quienes vivieron “esta experiencia de querer sembrar esperanza, fe y sinodalidad”. Esta experiencia de cercanía y reconocimiento de la realidad, así como de siembra, desde los valores del Evangelio, será realizada en cada una de las vicarías de esta Jurisdicción Eclesiástica. Fuente: Oficina de comunicaciones arquidiócesis de Bototá

Lun 4 Jul 2022

Diócesis de Arauca estrena obra de teatro en honor al Beato Jesús Emilio Jaramillo

En el auditorio Casa de la Cultura de la ciudad de Arauca, se estrenó la obra teatral de la vida y obra del Beato colombiano Mons. Jesús Emilio Jaramillo Monsalve m.x.y. Esta obra titulada: “Con olor a Pastor y Santidad” está ejecutada en el marco del quinto aniversario de beatificación de monseñor Jaramillo Monsalve, aprobado por Papa Francisco, el 8 de septiembre de 2017, en la ciudad de Villavicencio, cuando realizó su visita a Apostólica a Colombia. Este es un reconocimiento a un pastor que, en primer lugar entregó su amor a Dios y a los hermanos, develando el celo pastoral por el pueblo que el Señor le había confiado, hasta el punto de entregar su vida, bien con el martirio, bien con un abnegado servicio sacerdotal. Este proyecto artístico, nace de una propuesta por parte de la diócesis, encabezada por la Delegación de Pastoral Juvenil y Vocacional y su delegado el sacerdote Fabio Leonardo Sepúlveda. Un sueño que se hizo realidad gracias al apoyo de AGIAMONDO, Pastoral Social y el grupo juvenil diocesano. La obra fue ejecutada por la Fundación Garaje de Sueños y Corporación Artística y Cultural El Carrao. Sus directores, Jonathan Javier Cardozo Torres, Erika Maldonado Aldana, quienes después de una ardua investigación sobre la vida y obra de este Beato, dieron a luz un magnífico trabajo escenográfico. Su elenco, integrado por jóvenes araucanos, quienes por varios meses fueron dando vida a todos estos personajes, llenándonos de alegría, nostalgia, esperanza y fe. Invitados En su primera puesta en escena, se contó con la presencia de monseñor Jaime Cristóbal Abril González, obispo de la Diócesis de Arauca y un nutrido número de sacerdotes de esta diócesis, además se hicieron presentes el señor Stefan Pleisnitzer, coordinador del Servicio Civil para la Paz en Colombia; la señora Eliana Margarita Lombo Caicedo, asesora de Planeación, Monitoreo y Evaluación (PME) de proyectos SCP/AGIAMONDO – Colombia; Juana Zambrano, cooperante local del Proyecto Incidencia Política y Social; algunos agentes de pastoral de las parroquias de la capital araucana; representantes de la diócesis de los diferentes Comités Parroquiales de Pastoral Social COPPAS; y de otras personas que tuvieron el placer de conocer al Beato Jesús Emilio. La diócesis de Arauca expresó su agradecimiento a quienes de una u otra manera aportaron su granito de arena para que esta obra pudiera nacer, y que “prontamente, según la providencia divina, podrá ser presentada a más araucanos que como nosotros, sentirán a ese pastor con olor a oveja que caminó por estas tierras araucanas”. Monseñor Jesús Emilio Jaramillo Oriundo de Santo Domingo, Antioquia, nació el 14 de febrero de 1916. En 1940 se ordenó como sacerdote de los Misioneros Javerianos de Yarumal, cuando tenía 24 años de edad. El 11 de noviembre de 1970 fue designado por el Papa Pablo VI como Vicario Apostólico de Arauca. Recibió la ordenación episcopal el 10 de enero de 1971. Su designación como Obispo de Arauca llegó el 19 de julio de 1984, cargo en el que sirvió a la comunidad hasta que fue secuestrado y asesinado por el Ejército de Liberación Nacional-ELN, el 2 de octubre de 1989. Fuente: Oficina de comunicaciones Diócesis de Arauca

Lun 4 Jul 2022

Diócesis de Montelíbano celebrará su primer Congreso Eucarístico Diocesano

En el marco de preparación de los 25 años del aniversario de la creación de la Diócesis de Montelíbano, presidida por su obispo Farly Yovany Gil Betancur, se realizará este sábado 11 de junio el 1er Congreso Eucarístico Diocesano, con el lema: "La Eucaristía realiza la comunión de la Iglesia en Cristo". Será una asamblea en la cual se reunirá todo el pueblo de Dios, venido de los diferentes lugares de este territorio, poniendo de relieve el lugar central de la Eucaristía en la vida de la Iglesia y de su misión. Este Congreso congregará a toda la comunidad diocesana, en ambiente de sinodalidad, para profundizar en el conocimiento, la celebración y adoración de la Eucaristía, y fortalecer así desde su vivencia la comunión eclesial. Contará como invitado especial al padre Roger Argúmedo, asesor de la Renovación Carismática de la Diócesis de Sincelejo. Se tendrán momentos de formación, espacios de oración y se concluirá con la solemne celebración eucarística, donde participará todo el clero diocesano y todos los fieles venidos de las parroquias del sur de Córdoba. La jornada se adelantará de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. en la Cancha Polideportiva Villa Olimplica, del Municipio de Montelíbano.

Lun 4 Jul 2022

Aclaración: Relación Diócesis de Mocoa con la multinacional Libero Cobre

Frente a los interrogantes que han surgido de la relación que hay entre la Diócesis de Mocoa y la multinacional Libero Cobre, el obispo de esta Jurisdicción, Luis Albeiro Maldonado Monsalve, ha emitido un comunicado aclaratorio sobre las supuestas donaciones a la Iglesia por parte de esta empresa. En su mensaje observa que el magisterio de la Iglesia ha sido claro sobre la orientación respecto a la responsabilidad por el cuidado de la casa común, resaltando el numeral 14 de la Exhortación apostólica postsinodal “Querida Amazonia”, del Papa Francisco. En este contexto, subraya que ni él ni su clero han recibido ayuda alguna de dicha empresa para las obras propias de la Iglesia en esta región del país y resalta además que, esta Iglesia particular mantiene clara su responsabilidad por el cuidado de la casa común. “La Iglesia Católica, en su obispo o sus sacerdotes no ha recibido ayuda de alguna de la mencionada empresa para sus obras, nuestros sacerdotes han asumido con responsabilidad la ética que nos implica estar ubicados en la región amazónica para su cuidado y protección”. El prelado hace un llamado a los católicos para que se mantenga la unidad en “el trabajo con los mismos criterios y con la ética que nos exige nuestro quehacer en el territorio diocesano”. Es importante resaltar que la explotación minera en estos territorios por parte de la multinacional canadiense Libero Cobre, es una amenaza para el medio ambiente, que encierra todos sus ecosistemas naturales, fuentes de agua, biodiversidad, por la contaminación y el arrasamiento de su riqueza natural, hecho que afecta también a la población que habita en estas zonas, de ahí la voz de alerta que pone la Iglesia frente a esta problemática.